Dos monos protegen a su hermano con Síndrome de Down en un zoo

La historia de estos monos es conmovedora y ha dado la vuelta al mundo. De hecho, nos llega desde Turquía.

Tres macacos huérfanos acabaron en el zoológico de Gaziantep, en el sur del país. Los animales habían sido rescatados de las manos de una red de contrabandistas de animales. Ya a salvo en el zoo, los cuidadores se dieron cuenta de algo poco habitual en la conducta de los monitos. Dos de ellos no paraban de abrazar y proteger al tercero. Lo hacían constantemente y se preguntaron el porqué.

Los veterinarios decidieron estudiar los motivos del comportamiento de los macacos y descubrieron que uno de ellos tiene Síndrome de Down. Al parecer, según la prensa local, los sanitarios habían notado que uno de los tres tenía la cara un poco diferente y un brazo más largo, pero no se habían percatado de la condición especial del mono, algo que sí sabían sus hermanos a juzgar por cómo lo tratan: Le dan cariño, lo alimentan y nunca lo dejan solo.