EEUU ofrece 1.000 dólares por adoptar caballos y burros salvajes

Estados Unidos considera a caballos y burros "símbolos vivos del espíritu histórico y pionero del oeste" por lo que prohíbe cazarlos

0
1034

EP- Un total de 1.000 dólares, esa es la cantidad que ofrece por adoptar un caballo o un burro salvaje la Oficina de Gestión de Tierra, perteneciente al Departamento de Interior de Estados Unidos (EEUU). Con este programa, quiere «buscarles un buen hogar» a estos animales, pero también reducir gastos y «enfrentarse» a la superpoblación de estos animales.

La Oficina administra el 10 por ciento de la superficie de EEUU y se dedica a «mantener la salud, diversidad y productividad» de los terrenos de titularidad pública «para el uso y disfrute de esta y futuras generaciones». Esto incluye «gestionar y proteger» a caballos y burros salvajes, que la legislación de EEUU prohíbe capturar o cazar al considerarlos «símbolos vivos del espíritu histórico y pionero del oeste, que contribuyen a la diversidad de las formas de vida del país y que enriquecen las vidas de los estadounidenses».

La agencia gubernamental estima que en la actualidad hay alrededor de 81.950 caballos y burros salvajes en la zona que gestiona (al oeste del país), «más del triple» de lo que el terreno puede aguantar. En un comunicado, la Oficina ha admitido que su capacidad para controlar el número de equinos se ha visto «entorpecida» en los últimos años por el coste del mantenimiento de los caballos y burros salvajes (que valora en 50 millones de dólares al año) y por la cantidad cada vez más grande de dichos animales a su cargo que ni son vendidos ni son adoptados.

«La superpoblación crónica aumenta el riesgo de daño a los recursos de los terrenos a través del pastoreo excesivo e incrementa el riesgo de inanición y sed» de las manadas más numerosas, ha advertido la agencia gubernamental a través de un comunicado. Debido a esta situación, la Oficina ha introducido el incentivo de los 1.000 dólares para su adopción.

Para poder acogerse al programa de adopción –incentivo incluido–, uno tiene que disponer de un remolque para caballos y de un establo que cumpla con los requisitos señalados por la Oficina (por ejemplo, que tenga, como mínimo, 37 metros cuadrados disponibles para cada animal). A su vez, se debe comprometer a permanecer en EEUU al menos durante un año. Por último, no debe tener ninguna condena por maltrato, captura o caza de estos animales. La captura, la caza y el maltrato de los caballos y los burros salvajes en EEUU está castigada con una multa de 2.000 dólares y/o una pena de prisión de hasta un año, según se recoge en el Acta de los Caballos y Burros Itinerantes de 1971.

image_pdfimage_print

Dejar respuesta