Encalan un hito megalítico ubicado junto a una carretera de Cádiz

Es una falta de respeto al monumento megalítico. Han “BLANQUEADO LA HISTORIA”, escribe en su blog un miembro del Centro de Estudios Históricos Jerezanos

0
4822

EFE – Un hito megalítico de 1,77 metros de altura ubicado en una carretera secundaria de la sierra de Cádiz ha aparecido pintado de blanco, encalado, según ha denunciado en su blog Agustín García Lázaro, miembro del Centro de Estudios Históricos Jerezanos.

«No es un acto vandálico, es hasta disculpable. Seguramente alguien de la zona lo ha hecho para ver mejor, porque está junto a una carretera muy secundaria, que no tiene raya ni iluminación», ha explicado a EFE García Lázaro sobre estos hechos, adelantados por el diario El País.

La Junta de Andalucía ha encargado realizar un informe sobre el «encalado» del menhir, un hecho que, según García Lázaro, será «fácilmente reversible».

Cuenta en su blog que descubrió que el hito megalítico estaba pintado la semana pasada dando un paseo por la carretera provincial CAP-5234, una vía secundaria que une la de Arcos de la Frontera a El Bosque con la de Villamartín a Prado del Rey, y atraviesa el paraje de La Sevillana.

«Me quedé perplejo al ver como el menhir de La Lancha estaba pintado de blanco. Tal vez, los propietarios del cercano cortijo, cuyo camino arranca precisamente es este lugar, junto a este llamativo hito megalítico, lo habían hecho para que fuese más fácil su reconocimiento en horario nocturno. El caso es que, con este despropósito, con esta inaceptable falta de respeto ante un auténtico monumento megalítico, han “BLANQUEADO LA HISTORIA” o si se prefiere, “LA HAN ENCALADO”, escribe en su blog.

García Lázaro disculpa a quien lo hiciera, pero cree que el hecho debe servir como llamada de atención a la administración de Cultura, porque no había «una simple señal» que señalara el elemento, un gran bloque de piedra que «destaca con rotundidad entre los cultivos de cereal» y que está insertado «en un túmulo de en torno a 1,80 metros de diámetro que no ha sido excavado y que podría deparar valiosos testimonios».

Y eso que el hito, el menhir de La Lancha, «ya se mencionaba en antiguos documentos de deslinde, en un lugar ya definido y localizado por distintas crónicas desde finales del siglo XV, porque su singular presencia en este paisaje, desde milenios atrás, no podía pasar desapercibida».

De hecho, Agustín García Lázaro, lo visitó por primera vez hace más de diez años «atraído por la descripción que de él hacían los autores de un estudio publicado en “Arqueología y Cuaternario”-

Aunque el hecho se ha difundido más a raíz de la publicación de García Lázaro, éste ha encontrado después testimonios que aseguran que ya estaba pintado a finales de julio.