Encuentran compuestos orgánicos inéditos en un meteorito marciano

El meteorito marciano Tissint, que se estrelló en Marruecos hace más de 11 años, contiene una enorme diversidad de compuestos orgánicos

0
1567
Fotografía del meteorito Tissint (KURT KRACHER, NATURAL HISTORY MUSEUM VIENNA).

EFE | El meteorito marciano Tissint, que se estrelló en Marruecos hace más de 11 años, contiene una enorme diversidad de compuestos orgánicos, algunos inéditos en relación al planeta rojo.

Tissint es uno de los cinco meteoritos marcianos que se han observado en su caída a la Tierra. Se encontraron trozos esparcidos por el desierto a unos 50 kilómetros de la ciudad que le da nombre.

Esta muestra de roca marciana se formó hace cientos de millones de años en nuestro vecino planetario de al lado y fue lanzada al espacio por un acontecimiento violento. Desentrañar el origen de los compuestos orgánicos del meteorito Tissint puede ayudar a los científicos a comprender si el Planeta Rojo albergó alguna vez vida, así como la historia geológica de la Tierra.

«Marte y la Tierra comparten muchos aspectos de su evolución», afirma el autor principal del estudio, el investigador de la Universidad Técnica de Munich Philippe Schmitt-Kopplin. «Y aunque la vida surgió y prosperó en nuestro planeta natal, la cuestión de si alguna vez existió en Marte es un tema de investigación muy candente que requiere un conocimiento más profundo del agua, las moléculas orgánicas y las superficies reactivas de nuestro planeta vecino».

Las moléculas orgánicas contienen carbono, hidrógeno, oxígeno, nitrógeno, azufre y, a veces, otros elementos. Los compuestos orgánicos se asocian habitualmente con la vida, aunque anteriores investigaciones sobre meteoritos marcianos demostraron que pueden ser creados por procesos no biológicos, lo que se conoce como química orgánica abiótica.

«Entender los procesos y la secuencia de acontecimientos que dieron forma a esta rica abundancia orgánica revelará nuevos detalles sobre la habitabilidad de Marte y, potencialmente, sobre las reacciones que podrían conducir a la formación de vida», añadió el coautor Andrew Steele, de la Institución Carnegie, que ha investigado exhaustivamente el material orgánico de los meteoritos marcianos, incluido Tissint, y es miembro de los equipos científicos de los rover Perseverance y Curiosity.

Los investigadores pudieron analizar a fondo el inventario orgánico del meteorito, revelando un vínculo entre el tipo y la diversidad de moléculas orgánicas y una mineralogía específica. Sus esfuerzos dieron como resultado el catálogo más completo jamás realizado sobre la diversidad de compuestos orgánicos hallados en un meteorito marciano o en una muestra recogida y analizada por un rover.

Este trabajo, publicado en Science Advances, reveló detalles sobre la evolución de los procesos que tienen lugar en el manto y la corteza de Marte, especialmente en lo que respecta a los compuestos orgánicos abióticos que se formaron a partir de las interacciones entre el agua y la roca.

De particular interés fue la abundancia de compuestos orgánicos de magnesio, un conjunto de moléculas orgánicas que no se habían visto antes en Marte y que ofrecen nuevos conocimientos sobre la geoquímica de alta presión y alta temperatura que dio forma al interior profundo del Planeta Rojo e indica una conexión entre su ciclo del carbono y su evolución mineral.

Los investigadores afirman que las muestras devueltas desde Marte por futuras misiones deberían proporcionar una cantidad de información sin precedentes sobre la formación, estabilidad y dinámica de los compuestos orgánicos en entornos marcianos reales.