El perro cotilla existe y no deja de espiar a sus vecinos

Este perro no deja a sus vecinos ni un momento de intimidad, pues disfruta observando todos sus movimientos desde su lado de la valla

0
610

Este perro no deja a sus vecinos ni un momento de intimidad, pues disfruta observando todos sus movimientos desde su lado de la valla.

Stephanie Livesey, técnico de control de radiología de 52 años, de Richland (Washington, Estados Unidos), lleva meses viendo cómo su Bulldog Francés, Maverick, espía a sus vecinos.

Stephanie tiene dos perros, Maverick, al que le encanta espiar, y Cooper, mucho menos cotilla. El primero aprovecha una apertura en el vallado de madera que separa su jardín del de sus vecinos para echar un ojo de vez en cuando.

Por suerte, los últimos vecinos de Stephanie le han visto el lado divertido al asunto y disfrutan bastante de la atención de Maverick. Los anteriores residentes, sin embargo, llegaron a poner barreras para evitar que les mirase.

image_pdfimage_print

Dejar respuesta