Una estación de tren se convierte en un salón de baile en Bruselas

Un grupo de bailarines practica durante cinco horas semanales coreografías para unos proyectos audiovisuales

0
385
Baile en Bruselas (EFE).

EFE | Una estación del tren en Bruselas, situada a unos metros del Parlamento Europeo, se ha convertido especialmente durante la pandemia en el salón de baile improvisado de grupos de bailarines que acuden varios días a la semana para realizar los ensayos de sus coreografías.

“Desde el inicio de la pandemia acude mucha más gente a esta estación”, contó a Efe Alphy, uno de los bailarines que con sus compañeros practica durante cinco horas semanales coreografías para unos proyectos audiovisuales.

Alphy explicó que se ha difundido entre quienes forman parte de la comunidad de la danza en Bruselas aquellos lugares donde se puede bailar sin problemas en la capital, por lo que se han ido añadiendo varios grupos que utilizan la estación de Luxemburgo como su aula de baile.

Uno de ellos es el grupo de danza Move Nation, cuyos integrantes ensayan frente a los ventanales de la estación que utilizan como espejos y con unos altavoces ponen la música para practicar las coreografías que luego publicarán en su canal de YouTube, que cuenta con 137.000 suscriptores.

Una de las bailarinas, Virginie, detalló que el grupo está compuesto por un círculo de amigos y se dedican a grabar versiones de bailes de K-Pop, se aprenden las coreografías de los vídeos de cantantes de este género musical y las adaptan.

Su compañera Justine añadió que para grabar los vídeos intentan buscar localizaciones similares a las de los cantantes y también utilizan el mismo vestuario.

Sin embargo, el grupo no tiene un sitio fijo para ensayar y por ese motivo utilizan lugares públicos como la citada estación de tren.

Además, Alphy aseguró que la zona donde ensayan “está bastante insonorizada”, y desde hace varios años hay bailarines que acuden a allí, ya que a los comercios que están en la estación “no les molesta particularmente”.

El bailarín apuntó que los miembros de la seguridad a menudo pasan para verificar que lleven mascarillas y que respeten todas las medidas sanitarias, así como comprobar que la música no tiene un volumen muy alto que pueda impedir que se escuchen los avisos de megafonía.

La mayoría de los integrantes de Move Nation han aprendido a bailar de forma autodidacta y aunque algunos acuden a clases en academias de baile, debido a las restricciones por el covid-19 los centros de danza han tenido que adaptarse y ofrecer clases en línea o al aire libre.

image_pdfimage_print

Dejar respuesta