De estar cantando en el coche a gritar de terror por un accidente

El joven Travis Carpenter disfrutaba de un apacible viaje en su coche, cantando, cuando su coche se salió de la carretera en un accidente

0
1450

El joven Travis Carpenter disfrutaba de un apacible viaje en su coche, cantando (es un decir) y grabándose (una práctica cada vez más extendida la de grabarse cantando mientras uno conduce) cuando pasó de entonar la melodía a gritar de puro terror al sufrir un accidente. La carretera estaba mojada, de hecho al final lo único que se escucha es el sonido de los parabrisas.

Antes que nada, tranquilos, amigos virujianos, nadie sufrió ninguna herida. Su coche hizo aquaplaning y se salió de la carretera, dando una vuelta de campana. El propio Travis cuenta la historia: «Viajaba de Indianápolis a Whitewater. Iba respetando el límite de velocidad. Viajo las entre tres y cuatro horas del trayecto en solitario cada vez y me pongo a cantar para pasar el tiempo y criticarlo después. En ese momento estaba practicando un tipo de voz nasal en una canción de Casting Crowns cuando el accidente ocurrió. Estaba pendiente de la carretera y no vi nada que me causara preocupación. Sólo hice aquaplaning en medio de una lluvia fuerte. Mi coche se deslizó de lado, entonces fue totalmente marcha atrás. En ese momento me salí de la carretera y caí por una pequeña colina. Golpeé una señal de tráfico«.

«Estas son dos de las dos partes más increíbles: no sufrí ninguna herida, ni siquiera un rasguño y mi coche no tuvo ningún daño mecánico y se puede conducir perfectamente. Sólo hubo daños en la carrocería», añade.

image_pdfimage_print

Dejar respuesta