Este piloto no murió decapitado de auténtico milagro

El piloto sueco Thom Richard casi pierde la cabeza (literalmente) por su afición a volar

0
825

El vídeo pone los vellos de punta. El piloto sueco Thom Richard casi pierde la cabeza (literalmente) por su afición a volar. Y es que debido a un incidente, el ala de una avioneta le pasó a escasos centímetros de su casco. Puede decirse que se salvó de auténtico milagro.

Todo ocurrió en Reno (EEUU) en el Campeonato Nacional de Carreras Aéreas cuando Richard, con su aparato en la pista, sospechó de un fallo en el motor, por lo que decidió apagarlo. Avisó a sus compañeros y dio por hecho que sabían que él no estaba listo para despegar, por lo que comenzó a abrir la cabina de la avioneta cuando de repente el ala de otra nave le pasa literalmente a pocos centímetros de su cabeza.

Finalmente, Richard quedó herido de la mano derecha, pero viendo el vídeo, se trata de un daño insignificante comparado con lo que pudo ocurrir. La reacción del piloto (él mismo publicó el vídeo en su cuenta de YouTube) no pudo ser más humana: hundirse en el asiento y juntar las manos como agradecimiento al Cielo.

 

Valora este artículo

image_pdfimage_print

Dejar respuesta