Extraen 32 patitos de goma del estómago de un bulldog

No esperaba este final una chica que compró cincuenta patitos de goma para decorar su piscina de una forma divertida

0
791
(Foto de archivo, este no es el perro de los patitos)

No esperaba este final una chica que compró cincuenta patitos de goma para decorar su piscina de una forma divertida.

Esta historia sucedió en Tailandia y a punto estuvo de costarle la vida a un bull dog, mascota de la familia desde su nacimiento.

Los patitos no llegaron a esparcirse por la piscina porque el perrete los encontró antes y pensó que serían un buen almuerzo. Pero no fue así y vomitó un plasta amarilla que puso sobre aviso a sus dueños.

Mientras investigaban qué podría ser eso tan amarillo que había ingerido el bull dog llegó otro vómito y ya no hubo dudas: se había comido varios patitos.

La chica que los había comprado comprobó la caja y sólo quedaban doce, así que la cuenta era fácil. La mascota se había zampado 38 patitos de goma, aunque ya sólo mantenía en el estómago 32.

Nerviosos por la situación, los dueños del perro lo llevaron al veterinario para que le lavase el estómago, pero eso no fue necesario, así que se procedió a una intervención quirúrgica.

Esta historia supone una gran lección para los amantes de los animales: nunca se deben dejar a su alcance objetos pequeños que puedan ser tragados.

image_pdfimage_print

Dejar respuesta