Dos franceses se disfrazan de boya para bañarse en la playa

Si hay algo que pierde a los «graciosos» es su afán de protagonismo. Y eso es precisamente lo que les ha ocurrido a dos franceses que consiguieron darse un baño en la playa pese a estar cerradas, pero luego fueron localizados porque lo compartieron en sus redes sociales.

Los hechos sucedieron a principios de mes, con la pandemia de coronavirus desbocada en Francia, algo que no supuso ningún obstáculo para que estos dos personajes grabasen un vídeo bañándose en el mar.

Con sendas boyas marinas en las cabezas, los dos accedieron a una cala de la Costa Azul y mientras un tercero grababa ellos se lo pasaron en grande… pero no tan grande como la multa que les va a caer.