Publicidad Ai
Publicidad Ai

Huelva

Los chiringuitos de Matalascañas salvan el tipo en un verano "atípico" para el resto

Descenso de entre un 15 y un 20% en el consumo debido "al factor económico y que los turistas llegan con todo contratado a los hoteles"

Publicidad AiPublicidad Ai Publicidad Ai Publicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
  • Chiringuito de la playa de Matalascañas. -

El secretario del Consejo Empresarial de Chiringuitos de Huelva, perteneciente a la Federación Onubense de Empresarios (FOE), Javier Albea, ha señalado que este verano ha sido "atípico", ya que los establecimientos han registrado un descenso de entre un 15 y un 20% en el consumo debido "al factor económico y que los turistas llegan con todo contratado a los hoteles".

En declaraciones a Europa Press, Albea ha explicado que los empresarios han calificado este verano como "atípico y raro" y que "nada ha tenido que ver con el periodo estival del año pasado, que fue un año mucho más intenso".

"El pasado año salíamos de la pandemia, pero este año ha sido raro. Mientras que algunos días, sobre todo los fines de semana, sí que han estado todos los establecimientos llenos, durante la semana pues se han ocupado muy pocas mesas, la mitad de personas en comparación con el año anterior", ha detallado.

Por ello, ha insistido en que ha sido un verano "extraño", tanto es así, que calcula que el consumo en estos establecimientos han podido reducirse entre un 15 y un 20%.

En este sentido, el secretario de la FOE ha apuntado que la razón del comportamiento de este verano se debe "principalmente al factor económico y a la oferta turística de la provincia".

Así, en cuanto al factor económico, Albea ha explicado que "evidentemente, la gente no tiene los mismos recursos que el año pasado", ya que "los índices de precios al consumo y las materias también han subido de manera considerable".

"Aunque los hoteles han podido estar con mayor afluencia de turistas que el año pasado, sin embargo, las personas que se hospedan en ellos tienen prácticamente todo contratado. Eso significa que cuando salen a consumir a las playas, los chiringuitos y demás, pues lo hacen una o dos veces, o lo hacen con menor intensidad que si fuera un solo día directamente al chiringuito", ha abundado .

Sin embargo, ha resaltado que la excepción se encuentra en Matalascañas, donde el consumo en chiringuitos "ha sido prácticamente notable", ya que la mayoría de visitantes residen en El Rocío, por lo que "se marchan para la playa, consumen en los chiringuitos y luego vuelve en la tarde-noche".

Asimismo, el secretario de la FOE ha resaltado que el mercado nacional es el que "ha vuelto a salvar" a la costa de Huelva, ya que hasta la provincia "llegan muchas personas de Madrid, Extremadura, Castilla y León y, por supuesto, de Sevilla, de la zona de Córdoba también, pero estas personas son las que salvan la temporada en la primera línea de playa".

Por ello, ha señalado que entre los propietarios de los chiringuitos hay sentimientos "de todo tipo" puesto que aunque "las expectativas han estado cubiertas en un 70%, ha decrecido el consumo".

 

TE RECOMENDAMOS

ÚNETE A NUESTRO BOLETÍN