El huevo también puede ser una estrella de cine

Piensa en películas que hayas visto en las que aparezca, al menos, un huevo. Lo encontrarás en cintas de los hermanos Marx, Sylvester Stallone o Paul Newman

0
1586

Marina López Güell | EFE – ¿Recuerda alguna película en la que salga un huevo cocido, frito, escalfado o en tortilla? Pues las hay. Y muchas, como se ha encargado de recordar la Federación Avícola Catalana (FAC) con motivo de la conmemoración mañana del Día Mundial del Huevo, que se celebra el segundo viernes de cada mes de octubre.

Un sencillo huevo, además de suculento, puede convertirse en un influencer de Instagram, como se demostró el año 2019, cuando la cuenta @world_record_egg consiguió que una fotografía de un huevo en su cáscara acumulase más de 53 millones de ‘me gusta’, desbancando del podio a la pequeña de las Kardashian, Kylie Jenner.

También puede resultar ser el mejor acompañante de una caña y una tostada de pan con tomate, como enseñaron en uno de los aclamados anuncios de una marca de cerveza filmado en el restaurante El Bulli de Ferran Adrià en el año 2011.

Y aunque nunca ha sido nominado a los Emmy ni ha ganado un Óscar y ni siquiera ha sido invitado al festival de Cannes o al de San Sebastián, sí que ha estado presente en muchas de las obras más conocidas del séptimo arte.

La Federación Avícola Catalana, en su afán por promocionar el consumo de huevos -dicen que comer uno al día es muy sano-, ha encontrado la presencia de este producto en películas de los hermanos Marx, de Sylvester Stallone o de Paul Newman, entre otras muchas.

Con motivo del Día Mundial del Huevo, los productores de huevos catalanes han buceado en los archivos cinematográficos para encontrar escenas míticas de ocho películas que forman parte de la historia del cine en las que el huevo es, si no protagonista, actor secundario.

De 1935, destacan ‘Una noche en la ópera’, concretamente la escena de ‘La cabina de los Hermanos Marx’, en la que Groucho Marx solicita que le sirvan la cena en la cabina del barco y pide huevos cocinados de varias formas, dos fritos, dos revueltos, dos calentados y dos en tortilla, a lo que Chico añade la famosa frase: «¡Y también dos huevos duros!»

‘Rocky’ (1976) es otra de las películas en la que participa el huevo, ya que los entrenamientos de Rocky Balboa (Sylvester Stallone) para el combate que le ofrece la oportunidad de hacerse un nombre en el mundo del boxeo comienzan con un desayuno que consiste en tragar únicamente cinco huevos crudos.

Aquí la Federación Avícola avisa que, aunque comer huevos crudos se convirtió en un desayuno popular para los deportistas, está demostrado que la aportación proteíca de la clara del huevo es mejor cocinada.

También el huevo es actor secundario en ‘Una madre imperfecta’, película estrenada en 2015 y protagonizada por Susan Sarandon, que cuenta la historia de Marnie, una mujer madura que, al quedar viuda, deja Nueva York y se marcha a vivir a Los Ángeles con su hija adulta Lori.

En una escena donde no se dice ni una sola palabra, Marnie cocina y degusta sola una tostada con un huevo en medio mientras suena ‘Zorba el Griego’.

UN HUEVO INDOMABLE

«Puedo comerme 50 huevos», afirma Luke Jackson (Paul Newman) en una de las escenas más conocidas de ‘La leyenda del indomable’, dirigida en 1967 por Stuart Rosenberg.

En esa escena, Luke está internado en una prisión del sur de Estados Unidos, donde los presos están sometidos a trabajos forzados para construir nuevas carreteras, y apuesta con sus compañeros de cárcel que es capaz de comerse 50 huevos -«cuatro docenas y dos más»- hervidos durante 15 minutos y en el plazo de una hora.

También es famosa la escena de ‘Los Cazafantasmas’ en la que Sigourney Weaver se asusta cuando ve saltar los huevos de la huevera y empezar a freírse solos en la encimera de la cocina.

También salen huevos de gallina en películas como ‘El corazón del ángel’, ‘Novia a la fuga’, ‘Julie y Julia’…

Y también en otros muchos filmes, quizá porque el huevo está presente en todas las culturas gastronómicas del mundo y sus usos en la cocina son infinitos, igual que, por su marcado simbolismo, forma parte de un gran número de costumbres y rituales, también de los guionistas de Hollywood.