Llega un invierno con dos eclipses y una importante lluvia de meteoros

0
1313
invierno
Meteoros de las Cuadrántidas | EP

El invierno de 2019-2020 comienza este domingo 22 de diciembre a las 5.19 horas (hora oficial peninsular) y durará 88 días y 23 horas, finalizando el 20 de marzo de 2020 con el comienzo de la primavera. Durante este invierno se producirán dos eclipses, uno de Sol y otro de Luna, así como una de las lluvias de meteoros más importantes de todo el año, según cálculos del Observatorio Astronómico Nacional (OAN), dependiente del Ministerio de Fomento.

Así, el 26 de diciembre habrá un eclipse anular de Sol que será visible como parcial en el extremo oriental de África, Asia y la mitad septentrional de Oceanía. No será visible desde España.

La primera luna llena del invierno se dará el 10 de enero de 2020, dándose las siguientes 29 ó 30 días después. En este invierno se darán otras dos lunas llenas: el 9 de febrero y el 9 marzo de 2020. Además, este 10 de enero tendrá lugar un eclipse penumbral de Luna que será visible en Europa, África, Asia y Australia. También será visible en España.

Durante este invierno, Marte será visible al amanecer todo el invierno y a él se unirán Júpiter a mediados de enero y Saturno en febrero. Venus será visible al anochecer durante toda la estación. Igualmente, el invierno ofrecerá dos ocultaciones de planetas por el Sol: el 27 de diciembre, cuando se producirá la ocultación de Júpiter; y el 13 de enero, la de Saturno.

Como es habitual, también se producirán lluvias de meteoros. La primera lluvia de meteoros importante del invierno es la de las Cuadrántidas, cuyo máximo se da hacia el 3 de enero, aunque es visible entre el 28 de diciembre y el 12 de enero.

En cuanto a las agrupaciones ficticias de estrellas, conocidas como constelaciones, alrededor de la estrella Polar se verán a lo largo de la noche Casiopea, la Osa Menor y Cefeo. Las constelaciones zodiacales (eclípticas) visibles en este periodo van de Acuario a Sagitario. Por encima de la eclíptica destacarán Pegaso y la Osa Mayor; por debajo, Orión.

Y a lo largo de las noches de invierno se pueden ver las 12 estrellas más brillantes del cielo que son visibles desde la latitud en la que se encuenrta España: Sirio, Arturo, Vega, Capela, Rígel, Proción, Betelgeuse, Altair, Aldebarán, Antares, Espiga y Pólux.

EL DÍA MÁS CORTO DEL AÑO

El inicio de las estaciones viene dado, por convenio, por aquellos instantes en que la Tierra se encuentra en unas determinadas posiciones en su órbita alrededor del Sol. En el caso del invierno, esta posición se da en el punto de la eclíptica en el que el Sol alcanza su posición más austral. El día en que esto sucede, el Sol alcanza su máxima declinación Sur (-23º 27′) y durante varios días su altura máxima al mediodía no cambia. A esta circunstancia se la llama también solsticio (‘Sol quieto’) de invierno. En este instante, en el hemisferio sur se inicia el verano.

El día del solsticio de invierno corresponde al de menos horas de luz del año. Alrededor de esta fecha se encuentran el día en que el Sol sale más tarde y aquél en que se pone más pronto. Un hecho circunstancial no relacionado con el inicio de las estaciones se da también en esta época: el día del perihelio, es decir, el día en que el Sol y la Tierra están más cercanos entre sí a lo largo del año.

Es esta mayor proximidad al Sol la causa de que la Tierra se mueva más rápidamente a lo largo de su órbita elíptica durante el invierno (según la conocida como segunda ley de Kepler) y por lo tanto esta estación sea la de menor duración.

En esta ocasión, el máximo acercamiento se dará el próximo día 5 de enero de 2020, siendo la distancia de algo más de 147 millones de kilómetros, unos 5 millones de kilómetros menos que en el momento de afelio o de mayor distancia, que será el 4 de julio de 2020.

El inicio del invierno puede darse, a lo sumo, en cuatro fechas distintas del calendario (del 20 al 23 de diciembre). A lo largo del siglo XXI, el invierno se iniciará en los días 20 a 22 de diciembre (fecha oficial española), siendo su inicio más tempranero el del año 2096 y el inicio más tardío el de 2003. Las variaciones de un año a otro son debidas al modo en que encaja la secuencia de años según el calendario (unos bisiestos, otros no) con la duración de cada órbita de la Tierra alrededor del Sol (duración conocida como año trópico).

Con respecto a la duración del día, tiempo que transcurre entre la salida y la puesta del Sol en un lugar dado, este domingo 22 de diciembre será el día de menor duración. En Madrid, por ejemplo, esta duración será de 9 horas y 17 minutos. El día más largo del año fue el 21 de junio: 15 horas y 3 minutos. La diferencia de horas depende de la latitud del lugar, siendo nula en el ecuador y siendo extrema (24 horas) entre los círculos polares y los polos.

El OAN recuerda que el día más corto del año no coincide con el día en que el Sol sale más tarde y se pone más pronto, dado que la órbita de la Tierra alrededor del Sol no es circular sino elíptica, ya que el eje de la Tierra está inclinado en una dirección que nada tiene que ver con el eje de dicha elipse. Así, el día en que el Sol se pone más pronto será el 7 de diciembre de 2020, mientras que el día en que el Sol saldrá más tarde será el 5 de enero de 2020.

image_pdfimage_print

Dejar respuesta