Jenna Ortega, la nueva “Wednesday” que causa furor

Tiene 20 años y 37 millones de seguidores en Instagram, la actriz latino-estadounidense es la nueva sensación al dar vida a Miércoles / Wednesday

0
1294
Jenna Ortega y Tim Burton en la promoción de la serie "Wednesday", el pasado 16 de noviembre en Los Ángeles. FOTO CORTESIA NETFLIX

Nora Cifuentes – EFE | Wednesday Addams es uno de los personajes góticos y de la comedia de terror más queridos por varias generaciones. Y, en concreto, la interpretación de Cristina Ricci en las películas de La Familia Addams sentó las bases de un mito cuya sombra era muy alargada.

Sin embargo, hay una actriz que, contando incluso con la aprobación de la propia Ricci, ha logrado vestirse con esas sombras y hacer suya a la famosa Merlina o Miércoles. Ella es Jenna Ortega, la actriz del momento.

VOCACIÓN DESDE LA CUNA
Jenna Ortega nació en Valle de Coachella (California) Estados Unidos, el 27 de septiembre de 2002. Es la cuarta de seis hermanos y tiene ascendencia mexicana por parte de ambos padres y puertorriqueña por parte de madre.

Su vocación por la actuación despertó de manera temprana, con tan solo seis años. Por eso, desde pequeña se centró en ese camino y, a la vez, la actriz admite que le hubiera gustado tener algunas experiencias propias de una niña y adolescente normal.

“Tengo la suerte de estar trabajando incluso en tiempos como estos… Pero lo siento por los niños que, como yo, se están perdiendo el baile de graduación que no pueden tener la experiencia de ir al instituto o a las fiestas de cumpleaños que querían. Porque creo que es una parte tan importante de la vida que me perdí y desearía haberla tenido”, dijo en entrevista con Cosmopolitan.

Con ocho años, Jenna ya audicionaba para sus primeros castings. En 2012 apareció en un episodio de la serie “CBS Rob”. También tuvo otro papel episódico en la serie “CSI: NY”. Y su primer trabajo cinematográfico fue en 2013 en “Iron Man 3”.

Ese mismo año, de Marvel saltó al terror trabajando en “Insidious: Chapter 2”. Un año después, tuvo su primer papel recurrente en una serie, “Rake”. También en 2014 la eligieron para el elenco de “Jane the Virgin” y para la comedia “The Little Rascals Save the Day”.

En 2015, Ortega pasó a formar parte del elenco principal de la serie de Netflix “Richie Rich” y también para la película “After Words”. De 2016 a 2018 fue la protagonista de la serie de Disney Channel “Stuck in the Middle”.

En 2019 volvió a mostrar su aterrador talento cuando trabajó en la película de Netflix “The Babysitter: Killer Queen”. En 2021 pudimos verla en películas como “Yes Day” y “The Fallout”, mientras que en 2022 continuó la senda del miedo con “Scream 5” y “Studio 666”.

LA CHICA ADDAMS MÁS VIRAL
Pero el papel que ha catapultado a Jenna Ortega a la fama internacional ha sido el de Wednesday Addams (Merlina en América Latina y Miércoles en España) en la serie de Tim Burton para Netflix, “Wednesday”.

El éxito de la serie la ha convertido en la segunda más vista de Netflix, la más vista del momento en 100 países y la que mejor estreno ha cosechado en su primera semana. La interpretación de Jenna, aclamada tanto por la crítica como por los fanáticos, la ha hecho crecer también en redes sociales.

Ortega cosecha 37 millones de seguidores en Instagram pese a que en 2021 comentó que elimina la plataforma de su teléfono “probablemente unas dos veces por semana”, según dijo a InStyle.

 Una de las escenas que más ha trascendido es la del famoso baile de la protagonista, cuya coreografía fue ideada por la propia Jenna Ortega. En TikTok, los usuarios sustituyeron la canción de la serie, “Goo Goo Muck” de The Cramps, por “Bloody Mary” de Lady Gaga, viralizando tanto el tema como el baile al convertirse en un reto en la plataforma.

Recientemente se ha descubierto que Jenna grabó la escena estando enferma de covid, y que tampoco se encuentra satisfecha con el resultado: “Me sentí muy insegura al respecto… Lo coreografié yo misma y creo que resulta evidente que no soy bailarina ni coreógrafa”, dijo en un vídeo publicado en el perfil de TikTok de Netflix.

Otro de los detalles que más han calado de la actriz, es la mirada del personaje, sobre lo que también ha hablado: “durante las dos primeras semanas de rodaje hice una toma en la que no parpadeé en absoluto y Tim Burtón dijo ‘no quiero que parpadees más’. Aunque yo no lo había hecho conscientemente, simplemente sucedió”, dijo en entrevista con Vogue.

Jenna explicó lo agotador que fue el rodaje: “un día normal en el set era despertarme a las 4:30 a.m., para que me recogiesen a las 5:20 a.m. Tenía que vestirme y después, me llevaban al área de maquillaje, al terminar debía ir directamente al set para comenzar a grabar”.

Además, “trabajábamos 12 horas al día y comíamos cuando podíamos, porque después tenía que preparar las escenas de acción”, explicó la actriz, que también confesó a Wired que tuvo que dejar de ser vegana durante su estancia en Rumanía, donde se rodó la serie.

AUTENTICIDAD, ANTE TODO
Otra cosa por la que ha destacado Jenna Ortega es por su sinceridad. Por ejemplo, en una ronda de preguntas y respuestas con Netflix, la joven desveló que se negó a decir una de las frases del guion, en concreto: “Dios mío, me estoy volviendo loca por un vestido, literalmente me odio a mí misma”.

Sobre ello, Ortega explicó: “sentí que podíamos evitar muchos diálogos de este tipo para intentar hacer a Wednesday más humana”. Y no ha sido su única confesión al respecto, ya que también ha desvelado en entrevista con Etalk la parte que menos le ha gustado de la serie.

Se trata del triángulo amoroso entre su personaje con Xavier y Tyler: “les dije desde el principio que no quería que ella estuviera en medio de algo así”, y añadió que “los chicos son probablemente lo último en lo que Wednesday piensa”.

Con esta autenticidad, no es de extrañar que a su vez Jenna sea muy reservada para su vida privada, hasta el punto de que no se sabe si tiene pareja o no. Se ha rumoreado sobre una relación con su compañero de reparto Hunter Doohan, pero él está casado y todo apunta a que entre él y Ortega hay simple amistad.

Eso sí, la actriz no ha dudado en confesar entre bromas cuál fue su amor platónico de la juventud: “me enamoré de Barack Obama hasta el punto de que estaba obsesionada con él y lo veía en la televisión con ojos de amor”, reveló para Deadline.

Ortega también ha dejado claro su posición reivindicativa con sus raíces latinas, al preferir no aceptar papeles que den una imagen negativa de su cultura y gente: “no quiero hacer de una sirvienta o de la hija del jefe de un cartel, prefiero interpretar a un personaje poderoso de manera positiva”, dijo a Cosmopolitan.

Así, con las cosas claras y la fama en todo lo alto, Jenna Ortega es ahora uno de los nuevos íconos juveniles y toda una promesa consagrada de la actuación. Seguramente, su carrera va a durar muchos miércoles más.