Esto es tener jeta… Fingen prometerse para no pagar el postre

Muchos los han criticado por su ocurrencia. Otros, sin embargo, aplauden la jeta de los jóvenes que, al menos esa noche, se salieron con la suya.

0
1653
Falsa pedida de mano

Hay que tener jeta para montarse una historia como ésta… ¡Y ni siquiera son novios! Son dos amigos de Texas que se inventaron durante una cena en un restaurante una supuesta pedida de mano para conseguir que les invitaran al postre.

Los protagonistas de esta historia son Cati Domitrovich, de 19 años, y su mejor amigo Alex Nagle, de 17. Con el fin de divertirse y para que la comilona les saliera algo más baratita, se hicieron pasar por una pareja de enamorados. Se montaron un teatro, con él arrodillado y hasta entrega de un anillo…

    Falsa pedida de mano

Durante la cena se mostraron acaramelados como cualquier pareja de enamorados. En un momento que ella fue al servicio, él aprovechó para hablar con una camarera. Le pidió ser cómplice de la pedida de mano y que hiciera fotos con el móvil. Al regresar Cati, Alex se puso de rodillas, sacó una anillo y le pidió que se casara con él. Ella, como no podía ser de otra manera en este montaje, respondió afirmativamente.

El restaurante, para tener un detalle con ellos, los invitó al postre. Objetivo cumplido.
 

Pero, un día más tarde, la joven confesó vía Twitter la historia y publicó las fotos. Se convirtió en un auténtico fenómeno viral, superando los 23.000 retuits y más de 47.000 ‘likes’.

Postre al que los invitaron
Falsa pedida de mano y la supuesta reacción de la joven

Muchos los han criticado por su ocurrencia. Otros, sin embargo, aplauden la jeta de los jóvenes que, al menos esa noche, se salieron con la suya.

 

image_pdfimage_print

Dejar respuesta