Un jubilado se convierte en corredor de BMX

"Mi idea es correr en BMX hasta 2020 y retirarme cuando cumpla los 74 años, pero quiero dejarlo a lo grande", desvela este veterano deportista

1
1443

A los 72 años, el ciclista Paul Mounsey no se cansa de practicar deporte. Tras más de cuatro décadas como camionero, al jubilarse decidió probar el ciclismo, pero no en una modalidad cualquiera.

Mounsey se ha roto la clavícula dos veces, pero nada puede con él y viaja por todo el mundo compitiendo, a menudo contra corredores veinte años más jóvenes que él.

Apodado ‘El Padrino del BMX’, ocupa el puesto 16 en el ranking del Reino Unido y está dispuesto a mejorarlo a base de entrenamiento.

Al cumplir los 63 años fue despedido de su empresa y decidió jubilarse. Fue entonces cuando unos amigos le sugirieron practicar con una bicicleta de montaña. A partir de ahí empezó a entrenar casi a diario y unos chicos le aconsejaron probar el BMX. Eso le cambió la vida.

«Compré una bicicleta de BMX y comencé a ir a la pista, donde todos eran mucho más jóvenes que yo, pero no me importaba», recuerda Mounsey explicando que «en Estados Unidos hay más competidores de mi edad, pero yo soy el más viejo del Reino Unido».

«El BMX me mantiene en forma, mejoré mi salud, dejé de fumar y empecé a hacer cossfit para mejorar mi condición física de cara a las competiciones», explica con la ilusión de un niño.

«Mi idea es correr hasta 2020 y dejarlo cuando cumpla los 74, pero quiero dejarlo a lo grande», desvela.

image_pdfimage_print

1 Comentario

Dejar respuesta