La ausencia de la palabra mafia y otras curiosidades de «El Padrino»

¿Sabías que Al Pacino ganó sólo 35.000 dólares por protagonizar la película "El Padrino"? Te contamos muchas anécdotas que seguro que desconocías

0
1002

Alicia García de Francisco | EFE | La palabra mafia (mob, en inglés) no se pronuncia en «El Padrino», una película que soportó campañas del crimen organizado e incluso de Frank Sinatra para impedir un rodaje cuya escena más cara fue la escena de la muerte de Sonny Corleone y de cuyo cásting fueron descartados Warren Beatty o Dustin Hoffman.

Hace 50 años, cuando el filme llegó a los cines, fue un éxito inmediato y se formaban largas colas para entrar las salas, tanto, que en Los Ángeles los estudiantes de la universidad de UCLA cobraban 5 dólares por mantener el puesto en la fila. Una de las muchas anécdotas de una película mítica, dirigida por Francis Ford Coppola y protagonizada por Marlon Brando y Al Pacino.

– El filme fue producido por Paramount después de uno de sus productores, Peter Bart, comprara los derechos cinematográficos de la novela «El Padrino», de Mario Puzo, cuando era únicamente un boceto de 20 páginas.

– El jefe del crimen organizado Joe Colombo y su organización, la Liga Ítalo-Americana de Derechos Civiles, iniciaron una campaña para impedir el rodaje de la película. Y hasta Frank Sinatra recurrió a sus amigos de la mafia para amenazar a los implicados en el proyecto.

– Puzo escribió una carta personal a Marlon Brando, diciéndole que era la única persona que podía interpretar al Don, Vito Corleone, pero en la Paramount pensaban que el actor era veneno para la taquilla y no le querían.

– Al final fue el elegido después de descartar un buen número de conocidos actores de aquella época, como Laurence Olivier, George C. Scott, Ernest Borgnine o Anthony Quinn. E incluso Burt Lancaster quiso comprar los derechos de la novela y ofreció un millón de dólares al jefe de producción de Paramount, Robert Evans.

– También se barajaron muchos nombres para el papel de Michael, el hijo adorado del Padrino, que interpretó un jovencísimo Al Pacino. Antes que en él, se pensó en Warren Beatty, Dustin Hoffman, Jack Nicholson, Robert Redford o Robert De Niro.

Pacino se hizo con el papel pero tuvo problemas porque había sido contratado para «Casi, casi, una mafia», que se iba a rodar a la vez que «El Padrino». Fue sustituido por Robert De Niro, quien, a su vez tuvo que renunciar a interpretar a Paulie Gatto en el filme de Coppola.

Al Pacino ganó sólo 35.000 dólares por protagonizar la película, lo mismo que James Caan y Diane Keaton, Y 1.000 dólares menos que Robert Duvall. Según la revista EW, Brando se llevó 250.000 dólares y un porcentaje de los beneficios. Y eso que su personaje aparece solo una de las tres horas que dura la película.

– En concreto, la duración es de 2 horas y 55 minutos, aunque a Coppola se le había pedido que no superara las 2 horas y 15 minutos. Cuando presentó el montaje inicial, la productora consideró que era apenas un tráiler y le permitió alargarla casi una hora.

– Cuando empezaron los ensayos, Coppola decidió que el reparto principal se reuniera a comer en familia interpretando sus personajes, para establecer la jerarquía de los roles familiares en la historia.

– Brando sacó la voz de Vito Corleone imitando la del mafioso real Frank Costello. Y quería que su personaje pareciera un bulldog, así que se rellenó las mejillas con algodón para la audición y luego utilizó una prótesis en el rodaje.

– La película se rodó en 120 localizaciones de la ciudad de Nueva York y sus alrededores. Y el exterior de la casa del productor Jack Woltz era la de William Randolph Hearst en Beverly Hills. No así el interior ni la cama en la que apareció la cabeza del caballo.

– El director de fotografía Gordon Willis dijo que el colorido de la película era «como el de una fotografía de periódico con los colores defectuosos» y se aseguró de que ese aspecto distintivo se conservase en el negativo mediante una técnica particular de exposición fotoquímica. Algo que provocó un tremendo deterioro en el negativo, que ahora ha sido restaurado en su totalidad.

– La primera escena del filme era la de la boda de Connie, la hija del padrino. Se tardó cuatro días y se contrató a 350 extras.

– Otra escena emblemática es la de la muerte de Sonny Corleone, la más violenta rodada hasta ese momento. James Caan llevaba 127 dispositivos detonadores llenos de sangre para simular el impacto de las balas y el coche tenía más de 200 agujeros con detonadores previamente perforados. Una secuencia que costó más de 100.000 dólares.

– Los abuelos maternos de Al Pacino emigraron a América desde Corleone (Sicilia), al igual que Vito Corleone.

– Muchos miembros de la familia de Coppola participaron en el filme. Talia Shire (su hermana), interpretó a Connie Corleone; Italia Coppola (su madre) hizo de extra; Carmine (su padre), interpretó al pianista en la secuencia del colchón y compuso la música para esa escena. Sus hijos, Sofía, Gian-Carlo y Roman, eran los niños del bautizo del hijo de Connie.

– Una película sobre la mafia en la que esa palabra («mafia» y «mob» en inglés) no se pronuncia ni una vez.

– Cuando el filme se estrenó, se hizo una proyección exclusiva para la mafia.

– Fue la película más taquillera de 1972 y durante un tiempo fue la más taquillera de la historia hasta que se estrenó «El exorcista», al año siguiente.

Marlon Brando y Robert De Niro son los dos únicos actores que han ganado un Óscar por interpretar exactamente al mismo personaje, Vito Corleone, en «El Padrino» y «El Padrino. Parte II».

– En 1990 «El Padrino» fue incluida en el Registro Nacional de Películas de Estados Unidos de la Biblioteca del Congreso, al ser considerada «cultural, histórica o estéticamente significativa».

Dejar respuesta