La lava, vista desde el espacio sobre la superficie de La Palma

Esta imagen infrarroja de los ríos de lava abriéndose camino por el oeste de la isla de La Palma fue tomada desde el satélite Landsat 8 de la NASA con su la cámara OLI (Operational Land Imager)

0
847
lava
El río de lava de La Palma se ve desde el espacio NASA EARTH OBSERVATORY

Esta imagen infrarroja de los ríos de lava abriéndose camino por el oeste de la isla de La Palma fue tomada desde el satélite Landsat 8 de la NASA con su la cámara OLI (Operational Land Imager).

Después de que Cumbre Vieja se abriese y comenzara a hacer erupción el 19 de septiembre de 2021, una pared de lava basáltica de movimiento lento comenzó a abrirse paso a través de partes pobladas de La Palma. Los flujos de lava han destruido casi 400 hogares, enterrado decenas de kilómetros de carreteras y consumido tierras de cultivo a medida que la roca fundida se arrastra por el flanco occidental de la isla volcánica hacia el océano.

El Operational Land Imager (OLI) en Landsat 8 capturó la espectacular imagen el 26 de septiembre, que revela las partes más calientes del flujo, informa la NASA.

Muchas de las características rectangulares blancas cerca de la costa son invernaderos. Las áreas de color verde oscuro a lo largo de la costa son cultivos, probablemente campos de plátanos. La columna volcánica que fluye hacia el noreste contiene una mezcla de ceniza, dióxido de azufre y otros gases volcánicos.

Una pausa en la actividad en la mañana del 27 de septiembre sugirió que la erupción podría estar disminuyendo, pero la actividad explosiva se reanudó más tarde en el día, según el Instituto de Vulcanología de las Islas Canarias (INVOLCAN). Los expertos de INVOLCAN han indicado que la erupción actual podría persistir durante semanas o meses. A última hora del 28 de octubre, el río de lava alcanzó el mar extendiendo la superficie emergida con un área en forma de delta.

Cumbre Vieja entró en erupción por última vez hace 50 años. La erupción más reciente en las Islas Canarias ocurrió en 2011, cuando un respiradero submarino en El Hierro cobró vida. EUROPA PRESS

image_pdfimage_print

Dejar respuesta