La obesidad severa, más cerca de su cura gracias a un nuevo fármaco

Investigadores de Canadá, Estados Unidos, Francia, Reino Unido y España han demostrado eficacia de un nuevo fármaco en el tratamiento en un tipo de obesidad severa

0
2539
Hombre con obesidad mórbida | MOTORTION/ISTOCK

Investigadores de Canadá, Estados Unidos, Francia, Reino Unido y España, donde el investigador principal es el profesor Jesús Argente, jefe del Servicio de Pediatría y de Endocrinología del Hospital Infantil Universitario Niño Jesús, han demostrado eficacia de un nuevo fármaco en el tratamiento en un tipo de obesidad severa. En concreto, los expertos, cuyo trabajo ha sido publicado en la revista ‘Lancet Diabetes Endocrinology’, ha evidenciado que el fármaco setmelanotide produce una pérdida significativa de peso en pacientes con síndrome de Bardet-Biedl, un trastorno genético raro de la obesidad que afecta a múltiples sistemas del cuerpo con sintomatología tan diversa como alteraciones de visión, trastornos renales y dificultades de aprendizaje, del que, hasta la fecha, no se disponía de ningún tratamiento para su obesidad.

Los resultados respaldan el empleo de este fármaco, proporcionando evidencia científica para su aprobación como primera elección para el tratamiento de la obesidad e hiperfagia en pacientes diagnosticados con Síndrome de Bardet-Biedl. La obesidad estudiada en este ensayo clínico es congénita, pudiendo diagnosticarse en cualquier edad de la vida. Aunque el mecanismo específico se está investigando, los pacientes con síndrome de Bardet-Biedl presentan obesidad grave de inicio precoz, hiperfagia acusada e hiperinsulinismo.

En España se han incluido pacientes de seis años en adelante, hasta un total de 38, con diagnóstico clínico de síndrome de Bardet-Biedl o síndrome de Alström y obesidad, asignándoles al azar en la administración o bien de setmelanotide o placebo una vez al día. Para la valoración del estudio, se atendió a los resultados alcanzados de al menos una reducción del 10 por ciento del peso corporal, una vez superada la semana 52 de administración del fármaco.