En el metro de Bruselas escuchan a las Ketchup y a Mecano

0
464

Si vas a coger el metro en Bruselas, quizá te lleves la sorpresa de acabar tarareando el «Aserejé» mientras lo esperas. ¿Cómo? Pues porque hemos sabido que artistas españoles como Las Ketchup, intérpretes de este ya clásico, Niña Pastori, Mecano o Estopa forman parte del hilo musical que se escucha en las distintas estaciones del metro de Bruselas y ponen banda sonora al trayecto de aquellos viajeros que utilizan este medio de transporte.

La melodía comenzó a sonar en las estaciones del metro de la capital de Bélgica en 1969, gracias a veinte casetes con música instrumental, conocida como «muzak» o música de ambiente.

En 2010, la sociedad de transportes de Bruselas (STIB) optó por una música más actual y con letra, con lo que otorgó un punto de modernidad a la banda sonora del trayecto de los viajeros.

«La música forma parte todos los días del ambiente del metro, para hacer las estaciones y el recorrido de los viajeros más agradables», explica la portavoz de la STIB, Cindy Arents.

La mayoría de las canciones emitidas durante el día están en inglés, pero también se pueden encontrar títulos en francés, holandés, italiano y español.

Entre los artistas españoles que se pueden escuchar en este hilo musical se encuentran Estopa, con «El Run Run«; Pereza, con «Princesas«; Las Ketchup, con «Aserejé«, o Mecano, con «Un año más«, entre otros, según se puede ver en la página de la plataforma con la que trabaja la STIB (vibes.stib.be), donde aparecen los títulos y artistas de todas las canciones reproducidas durante el día en las estaciones de metro.

«La selección de listas musicales que se escuchan en las estaciones son realizadas por una sociedad exterior, la sociedad francesa Ixidia, que tiene experiencia en materia de listas musicales adaptadas a diferentes ambientes», señala Arents.

La STIB se basa en varios criterios a la hora de escoger las canciones que sonarán en las estaciones de metro, como que la música vaya dirigida tanto a jóvenes como a mayores, francófonos o flamencos, que se escuchen distintos géneros musicales para satisfacer las afinidades de todos los viajeros o que el artista continúe siendo relevante, según explica Arents.

Estos criterios se utilizan para determinar la selección de la música que se reproducirá simultáneamente en todas las estaciones de metro y que se obtiene de una base de datos de aproximadamente 35.000 canciones, donde la música relajante tiene prioridad.

Lo más habitual, durante las horas punta, es escuchar canciones actuales y que se encuentran en las listas de éxitos musicales. Después, la STIB puede reproducir una mezcla de canciones de los años 80 y 90, y a partir de las 20 horas los viajeros que vayan en el metro podrán escuchar música clásica.

«Nos adaptamos a los títulos de canciones de éxito y luego transmitimos una mezcla de canciones de diferentes idiomas y épocas», agrega la portavoz de la STIB.

Además, se emiten listas musicales especiales con motivo de ciertas fechas destacadas como pueden ser Navidad, San Valentín o Eurovisión.

Otros motivos por los que la STIB elabora listas musicales temáticas son el estreno de películas como «Star Wars«, la salida de un nuevo álbum de artistas conocidos en el país como Julien Doré o Ozark Henry, o tras la muerte de un músico famoso.

La música en el metro de Bruselas, aunque suene de fondo y sirva para ambientar el trayecto de los viajeros, juega un papel muy importante en determinadas situaciones como lo hizo durante los días posteriores a los atentados del 22 de marzo de 2016 en el aeropuerto y en la red de metro de la capital belga.

«Las semanas posteriores a los ataques, tras la explosión en la red de metro, adaptamos la lista de reproducción para transmitir música más suave como jazz o música clásica», cuenta Arents.

image_pdfimage_print

Dejar respuesta