Las mujeres con estudios universitarios padecen menos soledad en la vejez

Las mujeres de más de 65 años con estudios universitarios tienen una probabilidad menor de sentirse o estar solas, independientemente de que su trayectoria familiar haya sido menos convencional o no tengan pareja o hijos

0
1194
Personas mayores (Sabine van Erp en Pixabay).

Las mujeres de más de 65 años con estudios universitarios tienen una probabilidad menor de sentirse o estar solas, independientemente de que su trayectoria familiar haya sido menos convencional o no tengan pareja o hijos, según un estudio sociológico de la Universitat Pompeu Fabra (UPF).

Una investigación llevada a cabo por la socióloga Celia Fernández-Carro (UNED) y el académico Jordi Gumà Lao (UPF) ha analizado «los factores asociados a la soledad durante la vejez» para ver «cómo las trayectorias biográficas de las personas mayores condicionan sus sentimientos de soledad».

El estudio ha seleccionado una muestra de 10.615 mujeres mayores de 65 años de once países europeos y ha trabajado a partir de distintos tipos de trayectorias vitales, como matrimonio precoz con hijos, matrimonio tardío con hijos, madres divorciadas, mujeres en convivencia sin hijos, madres viudas precozmente y madres solteras.

La investigación concluye que las mujeres mayores con estudios superiores, pese a contar con más posibilidades de haber tenido una trayectoria familiar no tradicional con marido e hijos, tienen menos probabilidad de estar en una situación de soledad y aislamiento social.

«La diversidad más amplia de roles a lo largo de su vida les puede haber dado más oportunidades de ampliar sus relaciones sociales más allá de la familia, llegando a compensar el efecto negativo de quizá no haber tenido pareja e hijos», explican los autores del estudio.

Según los investigadores, la soledad se ha convertido en un tema central en los estudios gerontológicos, ya que «influye mucho sobre la salud física y mental de las personas y su calidad de vida».

«En un contexto de progresiva desestandarización del curso de la vida, examinar esta cuestión nos ayudará a tener una imagen más realista de cómo conseguir una vejez positiva y satisfactoria», concluyen los académicos. EFE