Las novedades de la nueva Ley de Bienestar Animal

0
967

A mediados de marzo, el Consejo de Ministros aprobó el anteproyecto de la nueva Ley de Protección Animal, una norma que busca armonizar las regulaciones y derechos animales a nivel estatal. En este texto podemos ver cómo se habla especialmente de los animales de compañías, para los que se deben cumplir una serie de requisitos, como que sean “fáciles de mantener en cautividad” o que sus alojamientos “reúnan las condiciones para que puedan desarrollar adecuadamente sus necesidades fisiológicas, etológicas y ecológicas básicas».

Se trata de un importante paso en cuanto al bienestar animal y la veterinaria, ya que pondrá en relieve la importancia de estos animales, otorgándole sus derechos y recogiendo diferentes iniciativas que ya se realizaban en varias Comunidades Autónomas.

Qué supone la nueva Ley de Bienestar Animal

Venta de animales

Se ha prohibido la venta de animales en tiendas generalistas, que tampoco podrás exponerlas al público. Los únicos autorizados para la comercialización de mascotas serán los criadores profesionales, siempre que tengan su licencia en orden. En cuanto a las adopciones y cesiones de animales entre particulares deberá ser siempre «gratuita y quedar reflejada por contrato”.

Exhibiciones y ferias

De la misma forma que se prohíbe su exhibición con fines comerciales, se acaba con la participación de animales en belenes, procesiones y cabalgatas. Se regula también su utilización en romerías y ferias, mientras que se obliga a la presencia de un veterinario o auxiliar veterinario en cualquier concurso.

Cursos de tenencia responsable

Para reducir los innumerables casos de maltrato y abandono animal, se obligará a los dueños a realizar un curso antes de adquirir o adoptar una mascota. Este será gratuito y online, pudiendo realizarse también de manera presencial, y tratará de educar al potencial dueño en bienestar y convivencia con la mascota.

Nuevas cuantías y sanciones

El texto, revisado por expertos en Derecho, ha fijado nuevas cuantías para las infracciones que impliquen una vida animal. Las leves serán de entre 500 y 10 000 euros, las graves entre 10 001 y 50 000 euros, y las muy graves (como las peleas de gallos) alcanzarán hasta los 200 000 euros.

Inhabilitación de actividades relacionadas con animales

En relación con el punto anterior, las personas que rompan algunos de los puntos que expone la nueva ley podrán ser inhabilitados entre cinco y diez años para todas las actividades relacionadas con mascotas y animales. Esto va desde la propia tenencia hasta la cría, comercialización o asistencia veterinaria.

Control de colonias felinas

Los gatos callejeros y comunitarios de ciudades y pueblos quedan reconocidos como colonias felinas, y los ayuntamientos deberán gestionarlas de manera ética. Las Comunidades Autónomas pueden establecer protocolos marco para toda su región.

Sacrificio de animales

Las nuevas medidas también prohíben el sacrificio de animales de compañía, por lo que se excluye de esta norma aquellos destinados a explotación ganadera. La eutanasia estará «justificada bajo criterio y control veterinario con el fin único de evitar su sufrimiento».

Espectáculos taurinos

A pesar de ser un buen momento para haber empezado a controlar los festejos taurinos y garantizar una mayor dignidad para los animales, el Ejecutivo no ha podido regular esto a través de esta nueva ley al estar protegido a nivel constitucional como patrimonio cultural.