Un reo sale de prisión tras casi dos décadas esperando juicio en Bolivia

Las autoridades comenzaron a dejar en libertad a reclusos encarcelados pese a haber cumplido condena tras elaborar un censo para detectar injusticias

0
1000

EFE | Un preso que estuvo 19 años encarcelado de forma preventiva en espera de condena salió de la cárcel en la ciudad boliviana de Santa Cruz, después de que el Gobierno de Bolivia se interesara por su caso a raíz de una información periodística.

«Carlos Peralta Aguilera quien estuvo sin proceso ni sentencia durante más de quince años en el Penal de Palmasola, recobró su libertad», escribió en Twitter el ministro de Justicia de Bolivia, Héctor Arce.

El ministro señaló en su mensaje en la red social que la liberación del recluso fue posible «gracias a la accionar del Ministerio de Justicia, la Dirección Nacional de Defensa Pública y una noticia oportuna del diario» El Deber de Santa Cruz.

El mensaje está acompañado de fotografías en las que este hombre muestra un documento que autoriza su salida del penal, abrazándose a una mujer y acompañado de familiares o amigos ya en libertad.

Arce había informado horas antes de que su departamento instruyó «una profunda investigación sobre este caso en defensa de la libertad y la dignidad de la persona».

«No es admisible que en un Estado de Derecho haya personas por más de una década presas sin condena», aseguró en un mensaje anterior.

La autoridad recordó que Bolivia cuenta desde mayo de este año con una ley que pretende acabar con el retraso crónico de muchos procesos judiciales y con el abuso de la detención preventiva, para garantizar una efectiva tutela judicial de las víctimas y evitar casos como el de este reo.

El diario cruceño relata que Carlos Peralta Aguilera, conocido entre los presos con el alias de Canalla, fue detenido por la Policía Boliviana acusado de haber participado en un robo agravado y llevaba desde el 7 de octubre de 2000 detenido preventivamente.

El Deber detalla que en 2004 se emitió una orden de libertad por haber cumplido el tiempo de condena que corresponde al delito de robo, pero no pudo salir de la penitenciaría porque el caso judicial aún sigue pendiente.

Un expediente carcelario refleja que no es un recluso considerado conflictivo ni le constan sanciones disciplinaria durante estas casi dos décadas encarcelado, de acuerdo con este medio.

Peralta ya estuvo preso en 1993 acusado de un robo y salió en 1997 en libertad tras cumplir la condena.

Este tipo de casos no son inusuales en Palmasola, considerada la prisión más conflictiva de Bolivia, donde el año pasado trascendió, entre otros, el de un recluso que fue liberado tras más de siete años encarcelado cuando solo estaba condenado a tres.

El pasado abril las autoridades bolivianas comenzaron a dejar en libertad a reclusos que siguen encarcelados pese a haber cumplido su condena, tras elaborar un censo para detectar injusticias en las cárceles.

El Gobierno de Bolivia pretende ajustar con esa nueva ley el régimen de medidas cautelares y la práctica de la detención preventiva, para evitar que los acusados alarguen su encarcelamiento en espera de una sentencia que puede ser absolutoria tras mucho tiempo recluidos.

En Bolivia existen unos 19.000 reos, un 330 por ciento por encima de la capacidad de las cárceles, de los que el 68 por ciento son preventivos, con lo que cerca de siete de cada diez está en espera de condena, según datos de un informe parlamentario.

image_pdfimage_print

Dejar respuesta