Lo intentaron todo para dormir a su bebé y ahora venden su invento

Una pareja de Barcelona diseña un sistema para que cochecitos imiten el traqueteo de las calles adoquinadas para dormir bebés. Así nació Wheelzzz

0
1940

Que levante la mano quien no ha intentado estrategias de todo tipo para dormir a su bebé. Desde salidas nocturnas en coche hasta movimientos, canciones, muñecos, luces especiales, música o, incluso, tumbarse al lado del retoño.

Pues así estaba también una pareja de Barcelona, pero les fue tan bien que ahora hasta hacen negocio con su idea… Wheelzzz es la historia de Laia y Gil, una pareja de padres que tras probarlo todo para dormir a su bebé, encontraron la solución de camino a casa, en las calles adoquinadas de la ciudad vieja. Más que un invento, una solución de toda la vida, rediseñada.

La empresa emergente Wheelzzz ha diseñado y lanzado al mercado un sistema que se acopla a las ruedas de los cochecitos de bebé y que imita el traqueteo del pavimento para facilitar el sueño de los bebés en cualquier lugar o superficie.

El sistema es un sencillo dispositivo de goma, que se fabricará íntegramente en España, diseñado y desarrollado durante el confinamiento al ver que muchos padres no podían pasear a sus hijos por las calles de las ciudades, ha explicado Gil Blancafort, fundador de Wheelzzz.

El sistema es tan sencillo que funciona con una goma que se coloca en las ruedas del carrito, creando una pequeña imperfección que genera un ligero traqueteo cuando se mueven, sin dañar el carrito ni sus ruedas ni dificultar su conducción, y su finalidad es reproducir el mismo movimiento que cuando se pasea sobre los adoquines de una ciudad, y así poder asegurar el sueño de los más pequeños tanto fuera como dentro de casa.

«Durante los primeros meses de confinamiento nos dimos cuenta de que, al no poder salir a pasear a los bebés en sus carritos, a muchos padres les estaba resultando difícil dormirles. Por ello, decidimos que era el momento perfecto para desarrollar el producto en el que llevábamos tiempo trabajando. La idea era recrear el traqueteo del cochecito al pasar por los adoquines de la calle y así, poder calmarles sin necesidad de salir de casa», según Blancafort.

Los diseñadores de Wheelzzz han estado testando prototipos del producto, con numerosas familias de toda la península, Nueva York, Londres y París para crear modelos que imiten el pavimento de cada una de esas ciudades.

Según Blancafort, para el proceso de ensamblaje, empaquetado y ‘drop-off’ han llegado a un acuerdo con la organización Tac Osona, para que la desarrollen personas con discapacidad intelectual, y también se han comprometido a destinar un porcentaje de sus beneficios a la investigación pediátrica infantil.

 

image_pdfimage_print

Dejar respuesta