Los empleados de un restaurante salvan de morir a una rara langosta

Salvan del agua hirviendo a una langosta que se da una vez entre 30 millones. No es la primera vez que el establecimiento encuentra una especie rara

0
2199

EFE – Empleados de un restaurante de Florida, de una cadena especializada en platos de langosta, libraron de morir en agua hirviendo a un raro ejemplar de color naranja que se da una vez entre 30 millones.

No es la primera vez que el establecimiento encuentra entre su abastecimiento alguna especie rara de este crustáceo marino.

El crustáceo de color naranja es una rareza de la naturaleza que se da solo una vez en 30 millones de langostas, según el Ripley’s Aquarium de Myrtle Beach, en Carolina del Sur, donde ahora vive.

Los empleados del restaurante descubrieron a «Cheddar» en un reciente cargamento de langostas vivas llegado a su local y pensaron que merecía un tratamiento especial, según dice la web especializada Food & Wine.

Los medios locales se hicieron eco este miércoles del salvamento de «Cheddar», así llamada por su color parecido al del queso del mismo nombre, por parte de empleados del restaurante Red Lobster en Hollywood, ciudad situada en la periferia de Miami.

«A veces ocurren milagros en la vida corriente y Cheddar es uno de ellos», dijo Mario Roque, que desempeña el cargo de gerente en el restaurante Red Lobster y contribuyó al salvamento de la langosta.

 

Según el acuario que es el nuevo hogar de «Cheddar», «había algo obviamente muy diferente» en esa langosta y los «empleados se embarcaron de inmediato en una misión para rescatarla».

«Ripley’s Aquarium of Myrtle Beach respondió a la llamada, dando felizmente la bienvenida a la extraordinaria langosta naranja, Cheddar a su nuevo hogar para siempre», señala esta institución en un mensaje de Instagram acompañado de un video del animal.

Food & Wine recordó que ya en 2020 el mismo restaurante salvó de la muerte a una rara langosta de un azul profundo que llegó a un local de la cadena en Cuyhoga Falls, en Ohio.

En mayo pasado otra langosta rara, con manchas de distintos colores y apodada «Frekles» (pecas), fue llevada de las cocinas de Red Lobster a un lugar para animales en Newport News (Virginia).