Málaga

Extrañeza en Fiscalía de Países Bajos por dejar en libertad al líder de Mocro Maffia

Por la decisión de jueces españoles de libertad provisional a Karim Bouyakhrichan, cabecilla de un clan de narcos, ahora buscado de nuevo al haberse fugado

Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
  • Fachada de la Audiencia Nacional. -

La Fiscalía de Países Bajos ha mostrado su extrañeza por la decisión de los jueces españoles de dejar en libertad provisional a Karim Bouyakhrichan, presunto cabecilla de uno de los clanes de la Mocro Maffia y ahora buscado de nuevo al haberse fugado cuando era reclamado por este país.

"No sabemos qué sucedió", han indicado este martes desde la Fiscalía holandesa. "El juez español determinó que, de ser liberado, sería puesto en prisión preventiva por el caso holandés", han añadido, en referencia a que en su país es reclamado al ser considerado "sospechoso de tráfico de drogas a gran escala".

En un comunicado remitido a Europa Press, la Fiscalía de Países Bajos destaca la buena relación con las autoridades españolas y que mantiene su intención de procesar al arrestado en España en enero en una operación de la Policía Nacional contra el blanqueo de capitales procedente presuntamente del narcotráfico.

El Ministerio Público holandés dice que presentó una solicitud de entrega en cuanto fue informada de la detención y se remite a las explicaciones que pueda dar el tribunal español. Además, recuerda que "actualmente están esperando una decisión sobre la solicitud de extradición".

"Nuestra experiencia con el sistema de justicia español es que esta cooperación es en general buena; cada año se entregan decenas de sospechosos", han puntualizado.

En la rueda de prensa tras el Consejo de Ministros, el ministro de Presidencia y Justicia, Félix Bolaños, ha calificado de "preocupante" la fuga del líder de la Mocro Maffia y, sin poder entrar en detalles por respeto al procedimiento abierto, ha mostrado su confianza en que vuelva a ser arrestado.

El Gobierno ha reaccionado de esta forma después de que el juez de la Audiencia Nacional Ismael Moreno emitiera una nueva orden de detención contra Karim Bouyakhrichan, en paradero desconocido después de que este mismo juez lo dejara en libertad en enero con medidas y una vez que un juzgado de Marbella pusiera impedimentos para la entrega a Holanda porque tenía un procedimiento abierto por blanqueo.

Así lo explican fuentes jurídicas a Europa Press, que concretan que la Audiencia Nacional, previo informe de Fiscalía, acordó en enero su puesta en libertad con medidas como la entrega del pasaporte, dado que no podía ser entregado en el marco de la orden europea de detención y entrega (OEDE) expedida por Holanda.

La Audiencia Provincial de Málaga en un auto del 22 de febrero estimó un recurso del cabecilla de la Mocro Maffia, que permanecía en prisión provisional allí, y acordó su puesta en libertad con una fianza de 50.000 euros, retirada de pasaporte y comparecencias quincenales. El Ministerio Público, según fuentes fiscales, informó en contra de esa puesta en libertad.

Tras esa decisión, la Audiencia Nacional recibió una ampliación de la OEDE de Holanda, que le reclama por tráfico de drogas, e Ismael Moreno le citó, pero Karim Bouyakhrichan ya no se presentó y el magistrado acordó dictar una orden de detención.

Fuentes del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA) han precisado que el investigado ha estado firmando fuera de Marbella en relación con esta causa "y se notificaban al Juzgado número 4 de Marbella unos días después", señalando que "la última firma recibida correspondió a la del 1 de abril".

En enero, la Policía Nacional dio detalles en una rueda de prensa en el complejo policial de Canillas (Madrid) de la operación con la que habían golpeado a esta estructura de la Mocro Maffia asentada en la Costa del Sol que blanqueaba dinero del narcotráfico, bloqueando 172 propiedades valoradas en 50 millones de euros y cerca de tres millones en cuentas bancarias.

Los responsables de la UDEF se felicitaron por arrestar tras años de investigación a un "objetivo prioritario", que estaba bajo el radar policial en España al menos desde el asesinato en 2014 en Málaga de su hermano, Samir Bouyakhrichan, y de quien presuntamente heredó el liderazgo de uno de los clanes más importantes de la Mocro Maffia.

Los diferentes clanes de este grupo criminal están detrás de numerosos hechos delictivos relacionados con el tráfico de drogas, el blanqueo, ajuste de cuentas y también de las amenazas a la Casa Real holandesa y, en concreto, contra la princesa heredera al trono, Catalina Amalia de Orange. Los reyes de este país agradecieron públicamente hace unos días la protección ofrecida a la princesa en España.

TE RECOMENDAMOS

ÚNETE A NUESTRO BOLETÍN