Marcan mantarrayas para identificar sus patrones migratorios en Galápagos

Seis mantarrayas fueron marcadas con dispositivos acústicos que transmitirán datos a los receptores instalados en diferentes partes del archipiélago

0
885
Un grupo mantarrayas (EFE/ Parque Nacional Galápagos)

EFE | Un grupo de científicos y técnicos ha marcado a diez mantarrayas en el archipiélago ecuatoriano de Galápagos, a fin de identificar los patrones de migración de esta especie y su índice de abundancia en la zona, informó este lunes la Dirección del Parque Nacional Galápagos (DPNG) en un comunicado.

Seis mantarrayas fueron marcadas con dispositivos acústicos que transmitirán datos a los receptores instalados en diferentes partes del archipiélago y de la región, hasta durante cinco años.

Las otras cuatro fueron marcadas con dispositivos satelitales que generan información en tiempo real sobre los movimientos de los ejemplares en los próximos meses, indicó el Parque.

Los dispositivos de monitoreo acústico y satelital ayudarán a seguir a estas especies en la Reserva Marina Galápagos.

En el marcaje participaron cinco técnicos y científicos de la DPNG, de la Universidad San Francisco de Quito y de la Fundación Megafauna Marina del Ecuador, quienes realizaron una expedición en el sur y el este de la isla Isabela.

Esta expedición también logró identificar dos importantes sitios de congregación de estas especies, que ahora serán monitoreados continuamente.

Danny Rueda, director del PNG, destacó la importancia de conocer las principales áreas de reunión, la abundancia poblacional, los patrones de migración y la conectividad de estas especies a nivel local y regional.

«Esta información nos permitirá desarrollar estrategias de conservación y manejo sobre las mantarrayas, debido a que algunas especies están categorizadas en peligro de extinción dentro de la lista roja de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN)», señaló.

FOTOIDENTIFICACIÓN DE EJEMPLARES

El equipo de investigadores tomó muestras de tres especies de rayas para realizar comparaciones con otras poblaciones que habitan en la región.

Además, se aplicó la técnica de fotoidentificación de ejemplares, que consiste en capturar una imagen del vientre de la mantarraya que tienen un patrón único de coloración.

Esta imagen se sube a una plataforma en la que puede ser comparada con otras fotografías tomadas en otras partes del mundo y así determinar su rango de distribución.

La expedición contó con el apoyo financiero del Galápagos Science Center, Galápagos Conservation Trust, Manta trust, NatGeo y de los propietarios de las embarcaciones Sea Hawks y Ulises.

El archipiélago de Galápagos -formado por trece islas grandes, seis menores y 42 islotes- está situado en el océano Pacífico, a unos mil kilómetros al oeste de las costas continentales de Ecuador, y fue declarado patrimonio de la humanidad por la Unesco en 1978.

Gracias a su rica biodiversidad, es considerado un laboratorio natural que permitió al científico inglés Charles Darwin desarrollar su teoría sobre la evolución y selección natural de las especies.