La marmota de Washington trae malos augurios para Biden

Phil del Potomac, una marmota disecada con un piñón entre sus garras, es la protagonista de este evento que se celebra cada 2 de febrero

0
1078
Uno de los maestros de ceremonia del Día de la Marmota (EFE).

Eduard Ribas i Admetlla (EFE) | Lejos de la pompa de la tradicional ceremonia del Día de la Marmota pero con más sorna si cabe, Washington sacó este miércoles de la madriguera a su particular roedor, que a diferencia del original, no solo predice el clima meteorológico para las próximas semanas, sino también el político.

Phil del Potomac, una marmota disecada con un piñón entre sus garras, es la protagonista de este evento que se celebra cada 2 de febrero en la capital estadounidense, donde casi nada se escapa de la política, y el Día de la Marmota no es la excepción.

A pesar de que el sol estaba escondido tras un mar de nubes, los maestros de ceremonia, únicos capaces de comunicarse con la marmota, concluyeron que Phil vio su sombra, lo que implica seis semanas más de invierno y seis meses más de bloqueo político.

«Phil del Potomac es la marmota meteorológica de Washington y es muy especial, porque no solo hace una predicción del clima, sino también de la política. Durante los últimos diez años, solo ha hecho un pronóstico: seis meses más de bloqueo político», contó a Efe un risueño Aron Denu, organizador del evento.

La predicción del roedor disecado supone un nuevo jarro de agua fría para el presidente de Estados Unidos, Joe Biden, quien no ha logrado que el Senado apruebe su ambicioa propuesta de gasto social por la oposición de los republicanos y de dos senadores demócratas: Joe Manchin y Kyrsten Sinema.

Aun así, la marmota no arriesgó demasiado en su augurio, puesto que los sondeos apuntan a que los demócratas perderán su mayoría en las dos cámaras del Congreso en las elecciones de medio mandato de este año.

«La predicción siempre es complicada en los años de elecciones. Quizás el próximo año habrá más armonía política, pero de momento, tendremos seis meses más de bloqueo», insistió Aaron, ataviado con una chistera a imagen y semejanza de la ceremonia original.

DIEZ AÑOS DE TRADICIÓN
Cerca de un centenar de personas desafiaron la gélida mañana washingtoniana para acercarse a la plaza Dupont, apenas a unas calles de la Casa Blanca, y presenciar la jocosa predicción de Phil del Potomac, nombre del río que pasa por la capital.

Algunos aprovecharon para inmortalizar el momento tomándose fotos junto al rudimentario altar en el que fue depositada este miércoles la marmota, levantada sobre sus patas traseras y flanqueada por banderas estadounidenses.

También hubo un minuto para la oración –mucha risa y poco «amén»–, mientras varios feligreses de esta exótica congregación sostenían carteles con mensajes que no daban espacio a la duda sobre el tino de las predicciones «En Phil creemos».

La peculiar versión capitalina del Día de la Marmota comenzó a celebrarse hace 10 años con una marmota disecada cedida por un amigo de Aaron que regenta una tienda de antigüedades en el centro de la ciudad.

Y este miércoles recibió el apoyo institucional del concejo municipal de Washington DC, que declaró oficialmente el 2 de febrero como Día de la Marmota en la capital estadounidense.

HERMANO DEL PHIL ORIGNAL
Popularizada en todo el mundo gracias a la película protagonizada por Bill Murray «Groundhog Day» (1993), la ceremonia más tradicional de la marmota meteorológica es la que tiene lugar cada 2 de febrero desde 1887 en Punxsutawney (Pensilvania).

Según la leyenda, cuando el residente más ilustre de este pueblo, una marmota viva llamada Phil, ve su sombra, significa que el invierno se alargará aún seis semanas más, si bien son pocas las veces que ha acertado en más de un siglo de predicciones.

A sus protectores no les hace ni pizca de gracia que haya celebraciones similares en otros puntos del país, y consideran «impostoras» a las marmotas General Beau Lee (Atlanta), Wiarton Willie (Ontario, Canadá), Chuck (Nueva York), y, por supuesto, Phil del Potomac.

Pero Aaron evita el conflicto. La original Phil, y Phil del Potomac, «son hermanos», sostiene.

Ambas marmotas pronosticaron este miércoles seis semanas más de invierno. Los termómetros (y las votaciones en el Congreso) determinarán si tenían razón.

Dejar respuesta