El más vengativo: se hizo pasar por una examiga y ofrecía sexo gratis

Un joven de Zamora, detenido porque, tras acabar la amistad con una chica, usó sus fotos de Instagram y creó anuncios ofreciendo sexo en su nombre

0
2566

Lo de este chico no tiene nombre y es el colmo de la venganza… La Policía Nacional de Zamora ha detenido a un joven por hacerse pasar por una examiga suya para publicar en una web de contactos anuncios en los que ofrecía sexo gratis y aportaba la dirección, el móvil y fotos de la víctima que al parecer descargó de su perfil de Instagram.

El detenido por delitos de acoso y descubrimiento y revelación de secretos es un joven de 22 años de la capital zamorana que en el pasado había mantenido una relación de amistad con la mujer, ha informado la Policía Nacional en un comunicado.

A causa de los anuncios, la víctima recibió constantes llamadas y mensajes en su teléfono móvil, lo que le obligó a cambiar de número.

Algunos de los interesados en el anuncio llegaron incluso a presentarse en el domicilio de la mujer después de que hubieran mantenido conversaciones a través de la red social en las que creían que se comunicaban con la denunciante.

En el pasado, víctima y detenido mantuvieron una relación de amistad, por lo que ella le había añadido a su perfil de Instagram, del que el joven pudo obtener las fotografías íntimas que publicó en dos anuncios de contactos.

Las investigaciones llevadas a cabo por el Grupo de Delincuencia Especializada y Violenta de la Comisaría provincial de Zamora se iniciaron en enero, después de que una mujer denunciara que alguien había publicado con su nombre, domicilio y número de teléfono un anuncio en el que ofrecía sexo gratuito en una página de contactos.

Los agentes lograron obtener datos sobre la creación del anuncio y llegaron a localizar un segundo anuncio de similares características.

El análisis de la información obtenida permitió delimitar el círculo de sospechosos hasta que finalmente identificaron de manera inequívoca al autor de los hechos, que ya ha sido puesto a disposición del Juzgado de Instrucción de guardia en Zamora.

A raíz de este caso, la Policía Nacional ha recordado que el uso indebido de datos personales y fotografías íntimas para hacer que terceras personas se pongan en contacto con alguien constituye una de las modalidades de conductas que el Código Penal tipifica como delito de acoso ilegítimo.

Para evitar este tipo de situaciones, los agentes han recomendado no compartir en redes sociales datos personales o fotografías íntimas, ni siquiera con carácter privado, ya que de esa forma se pueden llegar a ceder indirectamente esos datos a terceras personas y perder el control sobre ellos. 

image_pdfimage_print

Dejar respuesta