Escuchar metal extremo en el coche nos hace conducir peor

La música clásica suave relaja demasiado a los conductores, mientras que la pop parece ser la mejor para una conducción controlada

0
829

Un nuevo estudio ha analizado los efectos en la conducción de escuchar diferentes tipos de música al volante, constatando que el metal extremo es el género que nos hace conducir peor.

Elaborado por IAM Roadsmart y la revista Auto Express, el estudio ha analizado el comportamiento al volante mientras se escuchan canciones de Slipknot ((sic)), Taylor Swift (Shake It Off), Kendrick Lamar (HUMBLE) y Johann Sebastian Bach (Goldberg Variations).

La principal conclusión del estudio es que cuanto más heavy y extrema es la música, más errático y peligroso termina siendo el comportamiento del conductor.

En el extremo opuesto, la música clásica suave resultó en que el conductor estaba demasiado relajado, mientras que la música pop parecía ser la mejor para una conducción controlada.

El reportero Tristan Shale-Hester fue el conductor del estudio, realizado en el Red Bull Ring Grand Prix de Austria, haciendo diversos ejercicios de conducción escuchando las canciones mencionadas a todo volumen.
«Lo que está claro es que el thrash metal realmente reduce la habilidad del conductor para recorrer la pista sin problemas. Es evidente que no hay ayuda cuando se trata de realizar maniobras de conducción exigentes», ha resumido Tim Shallcorss de IAM Roadsmart.
Y ha añadido: «El volumen es el factor más importante para la concentración y tiene un gran efecto. Sin duda recomendaría a los conductores que reduzcan el volumen al realizar una maniobra, ¡y que guarden el thrash metal para más tarde en el día o la noche!».
Escuchar metal extremo en el coche nos hace conducir peor
2 (40%) 3 voto[s]

image_pdfimage_print

Dejar respuesta