600 millones de aves mueren anualmente en Estados Unidos al estrellarse contra edificios

Las luces de los rascacielos atraen a las aves en su vuelo y eso convierte a estas construcciones en un peligro constante para los pájaros

0
910

No es extraño ver pegatinas de aves rapaces en edificios para ahuyentar a los pájaros que vuelan cerca y así evitar que se estrellen contra los cristales. Pese a ello, los altísimos rascacielos de Estados Unidos son una trampa mortal para unos 600 millones de aves cada año.

Sí, el dato es correcto aunque parezca una barbaridad y lo ha ofrecido el laboratorio de Ornitología de la Universidad de Cornell, que apunta además como ciudades «más peligrosas para los pájaros» a Chicago, Houston y Dallas.

Las luces de los rascacielos atraen a las aves en su vuelo y eso convierte a estas construcciones en un peligro constante para los pájaros. Si se salvan tras un golpe lo hacen heridos de gravedad, pero lo normal es que un choque tan violento mate al instante a los animales.

Apuntan los especialistas que las muertes se multiplican y alcanzan terroríficas cifras cuando millones de aves cruzan Estados Unidos durante sus migraciones anuales.

image_pdfimage_print

Dejar respuesta