Mireia Rodríguez, primera mujer en un equipo senior de balonmano masculino

La Federación de Balonmano de Castilla-La Mancha ha autorizado a Mireia Rodríguez su inscripción en este equipo que juega en Segunda División Territorial

0
841

EFE – Mireia Rodríguez, del Club Balonmano Albacete, se ha convertido en la primera jugadora inscrita para competir en una competición senior masculina española, después de que la Federación de Balonmano de Castilla-La Mancha haya autorizado su inscripción en este equipo que juega en Segunda División Territorial.

La presidenta de la Federación de Balonmano de Castilla-La Mancha, María López, ha explicado a Efe que desde la entidad federativa consultaron la posibilidad de inscribir a Mireia Rodríguez con el resto de clubes implicados, explicándoles que no había equipos femeninos en Albacete, los cuales «se mostraron totalmente dispuestos a esta opción», ha subrayado.

María López, a su vez exjugadora de balonmano, ha calificado la inscripción en la competición de Mireia Rodríguez como «una gran noticia», aunque ha matizado que «no debería serlo».

Al respecto, ha destacado que «es una barrera que se ha superado, que se debería valorar» y ha confiado en que «llegue a la Federación Española, para que se valore la inclusión de las mujeres en cualquier tipo de categoría».

Mireia Rodríguez, de 31 años y con pasado en diferentes equipos de balonmano femenino en distintas partes de España, ha explicado a Efe que está habituada «a entrenar con chicos» y ha comentado que no cree que esta novedad sea un problema, porque según ha argumentado «al final sólo se trata de practicar el deporte que amas y el sexo no tiene importancia, sólo las personas».

Preguntada por si el nivel físico podría suponerle un obstáculo, ha admitido que «hay diferencia», pero también ha comentado que «todo jugador debe explotar sus habilidades y yo trato tener ese punto de velocidad para que no me pillen y aprovechar mis virtudes para paliar las carencias».

En este sentido, ha considerado que esta experiencia puede enriquecerla tanto a ella como a sus compañeros, porque «podemos aprender los unos de los otros y potenciar lo que tienen otros compañeros o compañeras».

Se toma el deporte como una «válvula de salida para poder hacer deporte tras conciliar la vida familiar» y recomienda «que se mantengan estas tradiciones», ya que «es fundamental hacer deporte desde la base para que no desaparezca», ha subrayado la jugadora catalana, cuya pareja es otro deportista, el futbolista del Albacete Balompié Rubén Martínez.

La balonmanista ha elogiado a la actual Junta Directiva del Balonmano Albacete «por apostar por revivir este deporte» en la capital albaceteña, porque en su opinión se debe practicar desde la base» y ha confiado en que «gracias a ellos, no vuelva a desaparecer en esta ciudad».

Como anécdota, ha contado que la semana pasada fue a entrenar y había un grupo de niños practicando en la pista, entre los que se encontraba una niña que, al final, se atrevió a acercarse y a decirle: «Yo juego al balonmano como tú».

«Para mí eso ya es un éxito, porque lo importante es que esa niña quiera hacer deporte, sea el que sea, y que tenga una cultura deportiva que tanto bien le hará en su vida», ha sentenciado Mireia Rodríguez.

image_pdfimage_print

Dejar respuesta