Dos monjas roban medio millón de dólares para apostar en casinos

La cifra es la que una auditoría ha podido determinar en base a los registros bancarios de los seis últimos años, pero no se descarta que sea mucho mayor

0
753

Dos monjas de la Escuela Católica de Saint James se hicieron de forma fraudulenta con medio millón de dólares pertenecientes a la cuenta de matrículas y donaciones. Y lo peor es que se lo gastaron viajando y apostando en casinos.

Hablamos de casi 450.000 euros, una cifra que poco a poco fue desapareciendo de las cuentas del centro. Ambas se habían puesto de acuerdo para pegarse un capricho nada barato a costa de los demás.

Según parece, gastaron esa cifra en viajes y apuestas en casinos mientras aseguraban a los padres de los alumnos que el presupuesto siempre era muy limitado.

La cifra total es la que una auditoría ha podido determinar en base a los registros bancarios de los seis últimos años, pero no se descarta que lo robado sea mucho más porque hay partidas sin justificar y no todo es demostrable a estas alturas. Además, es muy posible que otros ingresos tampoco estén reflejados en las cuentas de la entidad.

El escándalo se destapó cuando empezaron las sospechas sobre el uso personal de algunos fondos, pero nadie imaginaba las proporciones del robo. Una familia solicitó una copia de un cheque a la escuela y el personal de administración detectó que había sido depositado en una cuenta bancaria que no era la de la escuela.

Esto motivó una investigación interna que derivó en la auditoría externa para disgusto de las dos ladronas. Ahora, ambas han mostrado su arrepentimiento… una vez pilladas, no antes. Claro está que se creyeron dueñas del dinero en virtud de su posición, ya que una era la directora de la escuela, en la que lleva casi tres décadas.

Una vez interrogadas, han confesado que usaron la mayor parte del dinero para “uso personal”, incluyendo viajes privados a grandes casinos. Y, pese a que los viajes eran conocidos por todo su entorno siempre prevaleció la versión de que la directora pertenecía a una familia adinerada.

Dos monjas roban medio millón de dólares para apostar en casinos
1 (20%) 1 voto

image_pdfimage_print

Dejar respuesta