Un estudio revela que la mortalidad por la peste negra no fue tan generalizada

Un estudio del polen y esporas de plantas fósiles realizado por investigadores de veinte países revela nuevos datos sobre esta enfermedad en el siglo XIV

0
1186

EFE | Un estudio de polen y esporas de plantas fósiles realizado por investigadores de una veintena de países, revela que la mortalidad que causó en el siglo XIV la Peste Negra no fue tan generalizada como se pensaba y como reflejan los libros de historia.

Para este estudio, en el que ha participado el investigador de la Universidad de Cantabria (UC) Sebastián Pérez-Díaz, se han analizado datos palinológicos, provenientes de polen y esporas de plantas fósiles recogidos en casi veinte países europeos.

La investigación, según ha explicado la UC en un comunicado, concluye que la considerada peor pandemia de la historia tuvo un impacto devastador en algunas regiones, mientras que en otras el impacto fue «insignificante o nulo».

Los resultados del trabajo, que es el primer estudio ambiental a gran escala sobre el tema y que ha sido publicado en la revista científica de alto impacto Nature Ecology and Evolution, demuestran la importancia de los enfoques interdisciplinares para comprender las pandemias pasadas y presentes.

El estudio aporta la información de las zonas rurales, que constituían el 75 % de las áreas pobladas en época medieval, gracias a los registros estratigráficos de polen obtenidos de los humedales en los que se acumulan grandes cantidades de material orgánico.

Y, tras analizar el suelo y los restos vegetales, los investigadores han deducido sus usos y han hecho un análisis demográfico asociado a la peste negra, demostrando que esta no tuvo la misma incidencia en toda Europa, como se creía.

Dejar respuesta