Publicidad Ai
Publicidad Ai

Motor

¿Qué cubre tu seguro si te roban el coche?

Las coberturas legalmente establecidas deben alcanzar el valor de un vehículo nuevo idéntico para coches con menos de dos años de antigüedad o el valor venal a partir del segundo año

Publicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai Publicidad AiPublicidad Ai
  • Seguros. -

Hay dos conceptos fijos en las pólizas utilizados para calcularla: valor de nuevo y valor venal. El primero atiende a la cantidad pagada cuando el coche fue comprado o la que habría que desembolsar por uno nuevo e idéntico, mientras el segundo es el valor correspondiente al vehículo inmediatamente antes del robo. En todo caso, las coberturas legalmente establecidas deben alcanzar el valor de un vehículo nuevo idéntico para coches con menos de dos años de antigüedad o el valor venal a partir del segundo año.

Muchas compañías aplican, a coches de 2-4 años, un valor venal mejorado cuyo incremento oscila entre el 10 y el 30%. Existe la posibilidad, escasamente secundada, de contemplar un valor convenido, interesante para coches que rebasen los diez años. No obstante, la mejor alternativa ante eventuales incidencias de este tipo es contratar un seguro de coche a todo riesgo.

¿A qué plazos y supuestos se acogen las indemnizaciones?

Las compañías están obligadas al abono de la cuantía en un plazo máximo de 40 días desde la denuncia. Si el vehículo sustraído aparece dentro de ese plazo, el asegurado debe aceptar la devolución del mismo, cargando la compañía con los gastos ocasionados por la posible reparación de desperfectos. Puede suceder que el volumen de estos obligue a reparaciones superiores al valor venal, en cuyo caso es habitual la declaración de siniestro total. La indemnización, en este supuesto, se salda atendiendo al valor venal. Cuando aparece el coche rebasados los 40 días, se conceden 15 días para elegir entre aceptar la indemnización ya liquidada o reintegrarla y recuperar el vehículo. Este segundo supuesto responsabiliza a la aseguradora de reparar daños sufridos durante la desaparición.

Algunos casos especiales que conviene conocer

Ante el robo de un coche todavía en vías de amortización, el destinatario de la indemnización es la entidad financiera, cuya identidad consta en la DGT. Si la cuantía rebasa la deuda con esta, se adjudica el sobrante al titular de la póliza, mientras que en caso contrario, corresponde a este liquidar la deuda con aquella. Puede suceder que el robo acontezca durante un desplazamiento vacacional; la habitual inclusión en la póliza de la asistencia en carretera del seguro de coche a todo riesgo da derecho a disfrutar de un vehículo de sustitución durante 30 días o a una indemnización diaria de 30-60 euros con alojamiento durante tres noches en hotel de tres estrellas.

TE RECOMENDAMOS

ÚNETE A NUESTRO BOLETÍN