Mucha expectación satisfecha tras 3 años sin Salón Erótico de Barcelona

Más de 21.000 personas visitan el Salón Erótico de Barcelona durante cuatro días. El evento ha regresado con una apuesta por la feminización y sexo en vivo

0
735
EFE – El Salón Erótico de Barcelona ha cerrado este domingo sus puertas tras cuatro días de programación en el Pabellón Vall d’Hebron, por el que han pasado más de 21.000 asistentes en una edición en la que se han expresado críticas a la proposición de ley del PSOE para abolir la prostitución.

El evento, que llevaba tres años sin poder celebrarse debido a la crisis sanitaria de la Covid-19, se ha convertido en un punto de encuentro, de celebración y diversión, con más de 350 actividades en cuatro días.

Entre todas las actividades, la organización del Salón ha destacado el espectáculo reivindicativo de las actrices porno Silvia Rubí y Anneke en defensa de los derechos de las que denominan como «trabajadoras sexuales» frente a la proposición de ley del PSOE para abolir la prostitución.

En esta edición, el Salón ha querido reafirmar su apuesta por la vertiente educativa y formativa con 120 horas de conferencias, charlas y talleres relacionados con la sexualidad, todos ellos protagonizadas por mujeres.

La sexóloga y directora de las aulas educativas del Salón, Montse Iserte, ha considerado que estos espacios «llenan un vacío que socialmente no está resuelto en otros eventos o contextos», para lograr «una sociedad sexualmente saludable».
Además de las programaciones formativas, las actividades más solicitadas de este año han sido los espectáculos en directo, que en esta edición han contado con espacios más reservados para el sexo en vivo.
También ha despertado la curiosidad de los visitantes las nuevas tendencias en juguetes sexuales, tanto en las zonas del mercado erótico como en la demostración en vivo.