Muere porque el alcalde se llevó la última botella de oxígeno para bombear cerveza

Una brasileña falleció al no disponer de oxígeno porque el alcalde se había llevado a casa la última botella del hospital para bombear cerveza en fin de año

0
6834

Ubiquemos la acción: Luiziana (Brasil), fin de año, fiesta privada en casa del alcalde y un barril de cerveza que necesita una botella de CO2 para bombear. ¿Cuál es la solución? Pues para José Claudio Pol, el alcalde, no fue otra que ordenar que le llevaran una botella de oxígeno del hospital. ¿El problema? pues que era la última que quedaba disponible y esa noche murió una paciente por no disponer de ella.

Los hechos sucedieron en la nochevieja de 2012 y, en cuanto salieron a la luz las fotografías Pol fue destituido. Sin embargo, hasta ahora no se le había acusado formalmente de homicidio y malversación de caudales públicos para uso personal.

Los Fiscales indican que Pol ordenó a un trabajador coger la botella de oxígeno del centro de salud y llevarla a su casa, donde la emplearía como dispensador de un barril de cerveza.

Varias horas más tarde, mientras que la botella de oxígeno se utilizaba para bombear la cerveza del alcalde, una mujer ingresó en el centro de salud a causa de un ataque cardíaco.

En principio, se le suministró el oxígeno a través de las tuberías normales del hospital, pero cuando su estado empeoró hubo que trasladarla a un hospital mayor. Y aquí llegó el problema porque no había ninguna botella de oxígeno portátil disponible.

La señora fue trasladada sin oxígeno, sufrió otro ataque por el camino y murió al día siguiente. «Como resultado de la eliminación del equipo de emergencia para uso recreativo y personal se debilitaron los servicios de emergencia y queda demostrado que eso perjudicó la salud de la mujer y más tarde su muerte», dicen los fiscales.

image_pdfimage_print

Dejar respuesta