Muere Paul LeBlanc, creador del peinado de Bardem en ‘No es país para viejos’

Peluquero y maquillador canadiense, trabajó en numerosas producciones de Hollywood y fue el creador del famoso y horrendo peinado de Bardem

0
779

EFE | Paul LeBlanc, peluquero y maquillador canadiense que trabajó en numerosas producciones de Hollywood y que fue el creador del famoso y horrendo peinado de Javier Bardem en «No Country for Old Men» (2007), falleció el pasado miércoles en su domicilio a los 73 años, informó hoy su familia.

LeBlanc ganó el Óscar al mejor maquillaje, junto a Dick Smith, por «Amadeus» (1984), la película biográfica sobre Mozart que dirigió Milos Forman.

No obstante, es posible que su trabajo más recordado sea el de «No Country for Old Men», cinta de los hermanos Coen en la que el peinado a lo tazón de Bardem se convirtió en una seña de identidad del cruel y despiadado asesino Anton Chigurh.

Tanto es así que el actor español, cuando recogió su estatuilla al mejor actor de reparto por este papel, se acordó del peinado en su discurso sobre el escenario de los Óscar.

«Gracias a los Coen por estar lo suficientemente locos como para pensar que podría hacer eso (interpretar a Anton Chigurh) y por poner uno de los peinados más horribles de la historia sobre mi cabeza», bromeó Bardem.

En 2007, LeBlanc explicó a la radiotelevisión pública canadiense, CBC, que le llevó dos semanas dar con el peinado ideal para que Bardem resultara completamente aterrador.

«Estaba creando un villano con él», dijo.

«Él y yo, con las aportaciones, por supuesto, del vestuario, el director, los productores y todo eso… Pero esto es lo que él y yo nos inventamos, es mi interpretación, y me siento muy orgulloso», añadió.

«No Country for Old Men» se alzó finalmente con cuatro premios en los Óscar: mejor película, mejor dirección, mejor guion adaptado y mejor actor de reparto.

La carrera de LeBlanc incluyó también «Star Wars: Episode VI – Return of the Jedi» (1983), donde cambió un poco la imagen de la princesa Leia (Carrie Fisher) proponiendo un estilo que iba más allá de su característico peinado de rodetes.

El canadiense también trabajó en otras películas a lo largo de su extensa trayectoria como «Casino» (1995), «The Mask of Zorro» (1998), «O Brother, Where Art Thou?» (2000), «Requiem for a Dream» (2000), «The Man Who Wasn’t There» (2001), «The Fountain» (2006) o «Black Swan» (2010).

image_pdfimage_print

Dejar respuesta