Muere un repartidor tras diez horas trabajando y le multan por faltar al día siguiente

La empresa para la que trabajaba, Yandex Eda, está en el punto de mira de las autoridades rusas por las condiciones laborales de sus empleados

0
20920

Apenas tenía 21 años, pero Artky Orozaliev falleció víctima de un ataque al corazón. Y lo hizo cuando llevaba diez horas trabajando como repartidor de paquetería en bicicleta.

La empresa para la que trabajaba, Yandex Eda, está en el punto de mira de las autoridades rusas por las condiciones laborales de sus empleados.

Según la prensa moscovita, el chico falleció y al día siguiente recibió una sanción por no acudir al trabajo. Lógicamente, sus superiores no conocían la triste noticia, pero tras una jornada de diez horas tampoco parecía demasiado lógica una sanción instantánea. Mucho exigencia y poca comprensión, en definitiva.

Este hecho también ha puesto en pie de guerra a los compañeros del fallecido, que se quejan de la dureza de la empresa y de las «fuertes multas» que impone a modo de sanción si no se cumplen los horarios de entrega.

Para calmar los ánimos, la empresa se ha comprometido a mejorar su sistema de reparto para facilitar las entregas y horarios de sus repartidores. Esperemos que no se quede sólo en una intención.

image_pdfimage_print

Dejar respuesta