Multan a una niña de 5 años por vender limonada sin licencia

160 euros es la cantidad que deberá abonar un padre londinense a causa de la multa puesta a su hija por la policía, que la pilló vendiendo limonada

0
6511

160 euros es la cantidad que deberá abonar un padre londinense a causa de la multa puesta a su hija por la policía, que la pilló vendiendo limonada sin licencia comercial.

La familia no se imaginó que la ocurrencia de la pequeña terminaría de semejante forma, ya que todo era una especie de juego. «Fue una sugerencia de mi hija», explicó el padre, relantando que un día al regresar de la escuela la niña comentó que le gustaría tener un puesto «como se hizo en la fiesta de la escuela».

Para darle el gusto a la niña, que deseaba vender comida y juguetes, el padre la ayudó a montar finalmente un puesto de limonada. Simplemente, no creía que la pequeña hiciese nada malo, al revés, alimentaba su instinto creativo.

«Hicimos cuatro jarras de limonada y ella dibujó un cartel con limones muy brillantes que indicaban los precios: 50 peniques una taza pequeña y una libra una taza grande«, pormenorizó el padre. Con este material y una mesita se situaron en su propia calle, donde la niña pregonó su bebida y enseguida llegó un cliente sediento.

Y todo iba como la seda… hasta que llegó la policía y les cascó la multa. Así se rompió la ilusión de la niña, que, pese a que su padre estaba dispuesto a tramitar una licencia para repetir la experiencia, ya no quiere vender nada.

image_pdfimage_print

Dejar respuesta