Publicidad Ai
Publicidad Ai

Andalucía

Investigación en China por competencia desleal en importaciones de cerdo europeo

Esto podría afectar especialmente a España, ya que se trata del principal exportador de cerdo a China dentro de los Veintisiete

Publicidad AiPublicidad Ai Publicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
  • China. -

El Ministerio de Comercio de China anunció este lunes una investigación 'antidumping' (competencia desleal) contra ciertas importaciones de carne de cerdo y derivados procedentes de la Unión Europea (UE), una anticipada respuesta a los aranceles impuestos por Bruselas a los vehículos eléctricos chinos.

Esto podría afectar especialmente a España, ya que se trata del principal exportador de cerdo a China dentro de los Veintisiete.

 Algunos analistas ya habían indicado que Pekín buscaría que sus represalias por los aranceles se centrasen en los países considerados como sus impulsores, entre los que se encuentra España.

Según indicó Comercio en su página web, la petición para investigar las importaciones de cerdo europeo a China fue presentada el pasado día 6 por la Asociación China de Ganadería. Las pesquisas se centrarán en los productos importados en 2023 y en los 'daños' que estas compras provocaron al sector chino entre 2020 y 2023.

En el proceso se revisarán productos como carne de cerdo o casquería, tanto refrigerados como congelados, así como grasa de ese animal y derivados de ella o de vísceras, apunta el comunicado, que informa que la investigación comenzará hoy y se prolongará durante un año, con opción a ampliarla otros seis meses adicionales "bajo circunstancias especiales".

Una investigación anticipada

A finales de mayo, semanas antes de la fecha en la que se esperaba que Bruselas anunciase los aranceles a los eléctricos, la prensa oficial china avanzó la posibilidad de que algunas empresas solicitasen esta investigación, y el pasado viernes confirmó que se había presentado oficialmente esta petición.

Un día antes, el portavoz de Comercio He Yadong se había limitado a asegurar que las industrias chinas "tienen derecho a presentar una solicitud de investigación" sobre las importaciones desde Europa de cerdo y también de lácteos.

"Si se cumplen las condiciones para presentar un caso, la autoridad investigadora iniciará el procedimiento de presentación y lo anunciará públicamente", adelantó el vocero, que aseguró que esta iniciativa se ajustaría a las normas de la Organización Mundial del Comercio (OMC) y que entra dentro del derecho de las empresas chinas a "proteger el orden normal de la competencia en el mercado".

En otro comunicado aparte, el jefe de la oficina encargada de la investigación aseguró hoy que las pesquisas "se llevarán a cabo con arreglo a la ley y protegerán completamente los derechos de todos los implicados", afirmando asimismo que cualquier decisión que se tome tras conocer sus resultados será "objetiva y justa".

En 2023, según datos citados por la patronal porcina Interporc, España exportó a China más de 560.000 toneladas de productos de cerdo por valor de 1.223 millones de euros, lo que convirtió al país asiático en el destino del 20,33 % de las ventas exteriores de porcino, aglutinando el 13,7 % del valor total.

Sector clave para España

Este sector es clave para las exportaciones agroalimentarias desde España a China: el 61 % de la facturación que obtiene el país ibérico en este sentido procede de la venta de cerdo, seguido de lejos por las bebidas y por el aceite -principalmente, de oliva-, según datos oficiales.

"Los aranceles agrícolas, como los dirigidos contra el brandy francés o el cerdo español, podrían ser un castigo para los dos principales impulsores (París y Madrid) de la investigación a los eléctricos", indicó ayer la consultora Trivium China, que anticipó que Pekín daría una respuesta "selectiva" a los aranceles tanto a nivel geográfico como de sectores afectados.

"China no quiere una guerra comercial con Europa", asegura esa firma, en referencia a la oposición de países como Alemania a los aranceles a los eléctricos.

Entre otras posibles represalias, la prensa oficial china ha avanzado recientemente un plan para elevar a hasta un 25 % las tasas impuestas a la importación de sedanes y todocaminos (SUV) con motores de más de 2,5 litros.

El pasado miércoles, la Comisión Europea anunció aranceles adicionales del 21 % de media a la importación de vehículos eléctricos desde China como conclusión de una investigación antisubsidios iniciada en octubre del año pasado. 

TE RECOMENDAMOS

ÚNETE A NUESTRO BOLETÍN