Nadie puja por el cuadro que el Zar de Rusia regaló a un embajador español

El cuadro, pintado por el artista británico George Dawe, aspiraba a ser adjudicado en Londres por un precio de entre 175.000 y 290.000 euros

0
345

Clàudia Sacrest (EFE) | Una de las piezas estrella de la subasta de arte ruso que quedó huérfana de comprador este lunes fue el retrato del zar Alejandro I de Rusia que recibió como regalo imperial en el siglo XIX el entonces embajador español, Don Juan Miguel Páez de la Cadena y Seix.

De poco más de 90 centímetros de altura y 63 centímetros de ancho, el cuadro, pintado por el artista británico George Dawe, aspiraba a ser adjudicado en Londres por un precio de entre 150.000 y 250.000 libras (entre 175.000 y 290.000 euros).

La obra, sin embargo, «será devuelta a su propietario» al no haber recibido ninguna puja, sin que se haya fijado todavía una nueva fecha de licitación, según informó a Efe la casa de subastas Christie’s.

Esta pintura al óleo fue concebida en el Palacio de Invierno de San Petersburgo por Dawe, quien, tras encandilar a la familia imperial rusa con sus retratos de la nobleza europea, trabajó para el Zar durante prácticamente una década, entre 1819 y 1828.

Durante esos años, el artista labró su fama con una serie de 336 retratos de generales rusos que participaron en la victoria de las batallas contra Napoleón, que todavía se pueden ver en el Museo Hermitage de San Petersburgo.

“Cuando trabajó para el Emperador Alejandro I se dio cuenta de que [Alejandro I] quedaba mejor bajo la luz de la luna”, apuntó a Efe la especialista y directora internacional de Arte Ruso de Christie’s, Sarah Mansfield, al mismo tiempo que resaltó la posición del modelo y los contrastes entre el rostro iluminado y el fondo tenue de la noche.

Según la inscripción en el reverso del cuadro, siempre formó parte de la colección del embajador español Don Juan Miguel Páez de la Cadena y Seix y quedó a manos de sus descendientes hasta que decidieron vender el retrato en 2019.

“Parece que hubo una relación cercana y está bastante documentado que este embajador tuvo un papel significativo en la vida cultural de San Petersburgo por aquellos tiempos”, contó a Efe la especialista y directora internacional de Arte Ruso de Christie’s, Sarah Mansfield, en referencia al diplomático español, nacido en 1772 en Sanlúcar.

De hecho, Páez de la Cadena se relacionó con autores de la edad de oro de la literatura rusa, a quienes incluso inspiró, como es el caso del escritor y dramaturgo Aleksandr Pushkin en su novela en verso “Eugenio Oneguin”, lo que llevó al gaditano a situarse como una «figura conocida» y «altamente apreciada» en el mundo cultural ruso, según Mansfield.

La colección de arte ruso licitada este lunes ha abarcado obras de entre el siglo XVIII hasta el XXI, con un contraste de estilos entre el impresionismo de Maria Yakunchikova (1870-1902), el cubismo de Paul Kotlarevsky (1883-1950) con “Retrato de un hombre leyendo” o el arte contemporáneo de Grisha Bruskin, nacido en Moscú en 1945, con el óleo “Memorial”, entre otros artistas.

Asimismo, la subasta ha incluido dieciocho piezas de la delicada orfebrería de Fabergé, entre las cuales han destacado una cajita circular cubierta de gemas rojas acabada con la técnica de grabado guilloché, que se ha adjudicado por 106.250 libras (123.505 euros) y un elefante negro con una pequeña torre en su dorso, que se ha vendido por 237,500 libras (276.070 euros).

image_pdfimage_print

Dejar respuesta