Un joven viaja de Newcastle a Londres vía Menorca porque es más barato

Las tarifas ferroviarias de Gran Bretaña son extraordinariamente altas. Lo demuestra la idea de este joven para viajar más barato

0
17167
barato
Un chico listo

Las tarifas ferroviarias de Gran Bretaña son extraordinariamente altas. Lo demuestra el hecho de este joven que, para viajar de Newcastle a Londres lo hace pasando por España. Joe Furness tiene 21 años y vive en Newcastle. Harto de que le clavaran por el billete de tren se le ocurrió una imaginativa solución. Vio que es más barato volar de Newcastle a Londres vía Menorca que hacerlo en transporte público convencional en su país. El joven explica que este viaje demuestra lo «ridículas que son las tasas de tren en Gran Bretaña».

Furness quería ir a Londres desde Newcastle, pero la compañía nacional de trenes le pedía 78,50 libras (y eso usando su tarjeta joven con descuento). «Pero una vez volé de Newcastle a Manchester vía Suiza porque era 20 libras más barato, así que pensé en mirar vuelos de Newcastle a cualquier sitio del mundo y de vuelta al aeropuerto de Gatwick en Londres».

Y eso es lo que hizo. Furness averiguó que volar de Newcastle a Menorca y desde ahí a Londres sólo le costaba 26 libras. Así que ese vuelo le dio una parada de 12 horas para tomar algo de sol y un cóctel o dos.

El joven colgó en Instagram una foto en la playa en la que escribió:

«Newcastle-Londres en tren 78,50 libras

Newcastle-Menorca 15,99 libras

Menorca-Londres 10,99 libras

Alquiler de coche 7,50 libras

Cóctel ‘sexo en la playa’ 4 libras

Puedo pasar una noche en una isla española, alquilar un coche, tomar un cóctel en la playa, volar de vuelta a Londres y aún me sobran 40 libras… o podría haberme sentado en un tren, ¿qué habríais preferido hacer?»

Joe contó a Lad Bible que fue «muy surrealista habiendo llegado desde el norte de Inglaterra. Había cientos de jinetes españoles a caballo en la playa, me tomé un cóctel ‘sexo en la playa’ en el bar y pasé el resto del tiempo relajándome al sol». Tras un pequeño sueño en el coche, Joe se dirigió de nuevo al aeropuerto para gastarse las 40 libras que se había ahorrado no viajando en tren.

image_pdfimage_print

Dejar respuesta