Un niño se equivoca de carrera y acaba ganando una de 10 km de adultos

Cuando dio cuenta de que se había confundido de carrera decidió seguir corriendo porque temía que acabara cayéndole una bronca de su madre

0
1181

Solo tiene nueve años, pero debe tener las piernas más potentes de la historia, porque ganó una carrera de adultos de 10 kilómetros de distancia sin proponérselo.

Os contamos la historia de Kade Lovell, un niño de 9 años de Minnesota (Estados Unidos), que se ha hecho famoso de un día para otro. La cuestión es que se equivocó de recorrido durante una carrera de 5.000 metros y terminó ganado una del doble de distancia, de 10 kilómetros, destinada a participantes adultos.

El chico debía ir corriendo muy cómodo porque se despistó y se incorporó a la carrera completa, donde el participante más joven tenía 20 años y la media de edad era de 38.

En algún momento debió darse cuenta pero decidió seguir corriendo porque, entre otras cosas, temía que acabara cayéndole una bronca de su madre. Pero, ¡sorpresa! llegó el primero a la meta. Es más, le sacó al segundo clasificado, un hombre de 40 años, un minuto de diferencia.

Kade Lovell completó el recorrido en 48 minutos. ¡¡Bravo por él!!

 

image_pdfimage_print

Dejar respuesta