Un niño se traga un silbato y suena cada vez que respira hondo

Pudo ser una tragedia, pero al final se quedó en una divertida anécdota y el médico grabó al pequeño que pitaba tras tragarse un silbato

0
938

Esta historia nos ha recordado a los típicos chistes de «mamaaaaaaaaaaaa, me he tragado al pregoneeeeeeeeeeeeeeeroooooooooooooo», pero en un caso real, en este caso con un silbato.

Un niño argentino tuvo la mala suerte de tragarse uno de estos artilugios mientras jugaba y se le quedó alojado en la garganta, aunque sin causarle daños de importancia.

Una vez examinado el paciente, el doctor Santiago Gómez Zuviría no pudo resistir la tentación de grabar un vídeo y subirlo a las redes sociales para concienciar sobre los peligros de tragarse pequeñas piezas de juguetes.

«Menos mal que no se atragantó y podemos reírnos de lo ocurrido», comentan algunas personas en Facebook al bromear con lo que pudo ser una desgracia, pero se quedó en divertida anécdota.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

image_pdfimage_print

Dejar respuesta