No le toques la cola a un cocodrilo o acabarás corriendo como un loco

Un tipo, en EEUU, no debía haberle visto bien la cara de pocos amigos al cocodrilo y no paró de incordiarle hasta que al animal se le acabó la paciencia

0
2677

Hablan de la paciencia del Santo Job y el protagonista de este vídeo, un cocodrilo, parecía tenerla hasta que… ¡se le acabó!

Un tipo le tiraba de la cola, muy valiente él. No debía haberle visto bien la cara de pocos amigos al animal, que tenía unos colmillos que tiran para atrás.

La cuestión es que tanto va el cántaro a la fuente que… harto de las impertinencias del humano el cocodrilo se giró sobre sí mismo y se abalanzó sobre el hombre, a quien se le debieron poner de corbata porque salió corriendo como si no hubiera un fin.

Según el vídeo publicado en Youtube, ocurrió en agosto de este año, en Colorado.

image_pdfimage_print

Dejar respuesta