Nunca publiques fotos de tus entradas ¡te las pueden robar!

Un aficionado del equipo de béisbol Boston Red Socks perdió su entrada de 650 dólares para un partido después de publicar una fotografía en Instagram

0
891

¿Eres de los que publicas todo en tus redes sociales? Pues si tienes previsto asistir a algún evento ni se te ocurra publicar una fotografía de tus entradas… o al menos una foto que no tenga eliminados los códigos de barras.

Un aficionado del equipo de béisbol Boston Red Socks perdió su entrada de 650 dólares para un partido después de publicar una fotografía en Instagram en la cual se podía ver su código de barras, lo que fue aprovechado para que alguien la robara y escaneara en el estadio antes de su llegada.

Esta imprudencia tornó en pesadilla la alegría del aficionado, ilusionado con asistir a un partido al que finalmente tuvo acceso pagando otra entrada. Casi sin partido y con un evidente perjuicio económico, sabe además que es imposible localizar a quien entró con sus localidades en un recinto con miles de personas.

El incidente se produjo después de que Robbie Johnson publicara una fotografía de las entradas del partido de la World Series en su cuenta de Instagram. Cuando posteriormente fue al estadio no pudo entrar y en las taquillas «le informaron de que su entrada ya había sido escaneada» un par de horas antes de que él llegara.

Esto provocó que el aficionado tuviera que pagar por otra entrada, esta vez de 450 dólares, para poder acceder al estadio y ver el partido. Johnson ha declarado que, una vez accedió, se acercó al que era el sitio de la entrada robada y allí no encontró a nadie sentado, aunque tampoco le dejaron a él ocupar ese asiento. Es evidente que el suplantador no iba a sentarse en su lugar porque eso podría descubrirle.

La imagen que subió a Instagram mostraba el código de barras de la entrada así como su número identificativo, lo que pudo ser utilizado por el estafador para realizar un duplicado con el que acceder al estadio.

Según explican los responsables de la distribución de localidades, para publicar una fotografía de alguna entrada hay que «asegurarse de que cubres especialmente el código de barras e incluso la localización del asiento».

Este tipo de robos se producen de forma recurrente cuando alguien quiere compartir su asistencia a algún evento importante a través de redes sociales. No obstante, solo con la publicación de una fotografía, si no se tiene el debido cuidado, se puede perder la entrada para dicha celebración, como ya ha ocurrido en situaciones anteriores, no solo con entradas, sino también con billetes de avión o premios.

Valora este artículo

image_pdfimage_print

Dejar respuesta