Una octogenaria se apunta a Tinder y sólo acepta citas con menores de 50

Hattie se siente bien, muy bien, consigo misma y a sus 83 años es muy exigente con los hombres. De entrada, le gustan «jovencitos», así que no acepta citas con mayores de 50 años.

Esta abuela de Nueva York, que se hace llamar Retroage en las redes sociales, tiene dos hijos que comprenden su actitud sin problemas. Siempre ha sido una mujer muy vital y con ganas de descubrir cosas nuevas, así qué ¿por qué no buscar emoción en su vida? Esto, además, le ha concedido cierta fama en medios locales, algo que a ella le encanta.

Sin querer compromisos serios, Hattie se registró en Tinder, una conocida aplicación para concertar citas. Y lo tiene claro, ya que su idea es mantener encuentros esporádicos no acepta hombres de su edad. Ella lo que desea es un amante que le aporte pasión en el sexo y aventuras, ganas de descubrir cosas, pero de jóvenes, nada de citas en plan abuelo.

Según ella, ha quedado a través de la app con más de cincuenta hombres e incluso con un chico de 19 años. La experiencia es un grado suelde decirse, algo que en su caso se lleva al extremo.