Un paisaje provenzal de Churchill se vende por 2 millones de euros

La afición a los óleos de Churchill no se despertó hasta 1915, cuando tenía ya 40 años y comenzó como distracción ante una depresión

0
1152

EFE | Un paisaje provenzal pintado por el ex primer ministro británico Winston Churchill como homenaje a Paul Cézanne alcanzó 1,7 millones de libras (2 millones de euros) en una subasta en Londres.

La sesión en la casa Christie’s incluía diversas obras del jefe de Gobierno que lideró al Reino Unido durante la II Guerra Mundial, así como de algunos de los maestros que inspiraron su pintura.

La estrella de la subasta fue «The Bridge at Aix-en-Provence», una obra que Churchill -también Premio Nobel de Literatura, en 1953- ejecutó como un guiño al posimpreisonista francés Paul Cézanne, que había pintado esa misma escena en dos ocasiones un año entes de morir.

La afición a los óleos de Churchill no se despertó hasta 1915, cuando tenía ya 40 años. «Comenzó como distracción ante una depresión. Se convirtió en una gran pasión para él (…) porque lo distraía de las presiones de la vida política», afirmó a Efe Nicholas Orchard, jefe del departamento de Arte Moderno británico e irlandés en Christie’s.

Esta obra en particular fue un regalo del antiguo mandatario británico a un fabricante de pintura suizo, Willy Sax, con el que llegó a establecer una estrecha relación.

«Se convirtieron en grandes amigos, hasta el punto de que Willy produjo diversos colores de pintura específicamente para Churchill. Solían pasar vacaciones juntos para pintar», explicó el experto.

Cuando en 1951 fue elegido como primer ministro británico por segunda vez, su amistad con el suizo adquirió una nueva dimensión. «Willy Sax se convirtió en un diplomático informal entre los dos países, Gran Bretaña y Suiza», señaló Orchard.

En la misma sesión se remató el paisaje marino de Churchill «View of the Mediterranean near San Raphael», por 487.500 libras (577.000 euros), una imagen inspirada en la luminosidad de la costa francesa y en la profunda paleta de colores de uno de sus maestros en el campo de la pintura, John Lavery.

Precisamente Lavery es el autor de «Beaulieu», una idílica imagen de la Costa Azul en tonos turquesa que alcanzó hoy en Christie’s 525.000 libras (622.000 euros).

Fue con el pintor irlandés con quien Churchill comenzó a formarse como arista. Él fue quien le enseñó la importancia de la luz y cómo plasmar sobre el lienzo los reflejos del agua con técnicas posimpresionistas.

Lavery es «probablemente el profesor más influyente» que tuvo el antiguo primer ministro, que lo trataba como un «mentor», afirmó el experto de Christie’s.

Destacó asimismo en la subasta de esta tarde el trabajo «Portrait of a Father», del expresionista británico Leon Kossoff, un inquietante y sombrío retrato al óleo en el que el pintor estudia la figura de su padre.

Dejar respuesta