Un pastelero belga vende granadas de chocolate y dona parte del dinero a Ucrania

La mitad del dinero lo destina a la plataforma Ukraine 12.12, creada por varias ONG para ayudar a los ucranianos

0
1105
Chocolate (Bellergy RC en Pixabay).

EFE | Un repostero de la localidad flamenca de Kortrijk ha generado polémica en Bélgica por vender una edición limitada de chocolates con forma de granada y donar la mitad de los beneficios a organizaciones no gubernamentales que ayudan a Ucrania.

«Refleja la realidad en tiempos de guerra. Es una señal poderosa que hará pensar a los consumidores», ha publicado en su página de Facebook el chocolatero Nicolas Beugnies, quien ha vendido ya 400 de las 2.000 piezas que comercializa a cinco euros, y que elabora tanto con chocolate blanco como negro y con chocolate con leche.

La mitad del dinero lo destina a la plataforma Ukraine 12.12, creada por varias ONG para ayudar a los ucranianos, que llevan tres semanas en guerra desde la invasión de Rusia sobre ese país.

Por eso, el repostero dice estar molesto con quienes le acusan de «querer enriquecerse con el sufrimiento de los demás».

Al hacer las cuentas, donando 2,5 euros por chocolate a la plataforma y descontando de la otra mitad impuestos, materias primas, mano de obra y embalaje, asegura no obtener ningún beneficio.

«Nada. Definitivamente estamos trabajando en ello pero es extra, ya que apoyamos una buena causa», aseguró Nicolas Beugnies, quien también comercializa sus chocolates a través de internet y venderá las granadas hasta el próximo 11 de abril.

No obstante, hay quienes censura la chocante elección del molde.

«Podrían haber hecho un corazón», declaraba al diario Metro un cliente de la chocolatería.